CONTAMINACIÓN AIRE

Greenpeace: 45.000 personas mueren cada año en España por la contaminación del aire

Vista de la ciudad de Barcelona. EFE/Alejandro García

La contaminación por partículas finas (PM2,5) generadas por la quema de combustibles fósiles provoca la muerte prematura de unas 45.000 personas en España cada año y el 30 % de ellas se producen en las áreas metropolitanas de Madrid y Barcelona, según Greenpeace.

La ong ecologista, que ha obtenido los datos para España a partir de un estudio publicado por investigadores de las universidades de Harvard (EEUU) y Birmingham (Reino Unido) y el London College británico, señala que esta cifra de fallecidos supone el 10 % de los anuales, aunque el total de muertes en todo el mundo por esta causa asciende a “casi 9 millones de personas, el doble de lo estimado” hasta ahora.

Los científicos responsables del informe utilizaron una “innovadora tecnología” basada en una herramienta de modelización de química atmosférica que permite diferenciar las partículas finas procedentes de causas naturales -como el polvo del desierto- de las provocadas por la quema de combustibles, para elaborar un mapa a escala global de fallecimientos prematuros.

Las PM2,5, así llamadas por ser partículas en suspensión de menos de 2,5 micras, están consideradas las más pequeñas y perjudiciales para la salud, ya que pueden alojarse en las profundidades de los pulmones “e incluso entrar en el flujo sanguíneo”, por lo que a largo plazo pueden causar un grave deterioro de la salud.

Resultados sorprendentes

Una de los autoras del informe, la profesora asociada de Geografía Física de la Universidad de Birmingham, Eloise Marais, ha reconocido que los resultados sorprendieron a los investigadores que esperaban “estimaciones más altas que los estudios anteriores” pero no tan altas como para doblar las cifras conocidas, lo que en todo caso ha permitido “constatar que la contaminación del aire es peor para la salud de lo que sabíamos”.

Los resultados de la investigación demuestran que “el indicador de salud no se ha tenido en cuenta hasta ahora en los planteamientos urbanísticos”, ha añadido la doctora en medicina preventiva y salud pública de la Universidad del País Vasco, Aitana Lertxundi, quien ha alertado de que “algunos de los puntos con mayor concentración de contaminación son precisamente los lugares donde se encuentra la población más vulnerable, como en los colegios”. EFEverde




Secciones:            
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com