ENERGÍA GREENPEACE

Greenpeace asegura que España podría abandonar la nuclear y el carbón en 2025

Greenpeace asegura que España podría abandonar la nuclear y el carbón en 2025 Vistras de la central nuclear de Vandellós II (Tarragona). Imagen de archivo EFE/Jaume Sellart

Un informe presentado hoy por Greenpeace afirma que España podría prescindir sin problemas de la energía nuclear y la de carbón para satisfacer su demanda eléctrica en apenas 7 años, si las sustituyera por renovables.

Según el documento ‘Único sentido: 2025 sin carbón ni energía nuclear’, la diferencia de costes y emisiones entre las diferentes opciones es “lo suficientemente pequeña como para que no sirva de base para una decisión política” y permite la viabilidad económica de este reemplazo energético.

El análisis, elaborado por el Instituto de Investigación Técnica de la Universidad de Comillas de Madrid, contempla diferentes escenarios futuros en función del crecimiento de la demanda de energías, la aportación de la nuclear y el carbón al mix energético y la variación del porcentaje de generación renovable, incluso en situaciones de estrés hídrico y eólico.

Durante la presentación del informe, la responsable de Energía de Greenpeace, Raquel Montón, ha señalado que la seguridad del suministro estaría garantizada “hasta en las peores condiciones posibles”, además de que “la alta penetración de renovables y el ahorro energético disminuyen los costes”.

Por este motivo, ha incidido además en la necesidad de aplicar medidas de eficiencia energética y de flexibilidad en la Ley de Cambio Climático y Transición Energética, sobre cuyo borrador trabaja actualmente el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (MAPAMA).

La diferencia de costes “muy pequeña”

El sobrecoste que supondría pasar de un escenario continuista a otro sin carbón ni nuclear, con un mínimo crecimiento de la demanda eléctrica y con un nivel alto -65 %- de renovables, sería de 186 millones de euros, una cifra “muy pequeña cuando estamos hablando de cambiar el sistema eléctrico”, ha indicado Montón.

Como referencia, ha asegurado que “sólo la mala gestión de Castor ha costado a los usuarios 1.755 millones, sin contar los intereses”, por lo que “con el gasto de Castor podríamos haber cambiado nuestro sistema eléctrico diez veces”.

El documento de Greenpeace considera que “cuando hay voluntad política” se incluyen cantidades similares en los presupuestos “sin muchos problemas” y cita, por ejemplo, que el Ministerio de Defensa contemple la posibilidad de duplicar su presupuesto anual hasta los 18.000 millones de euros en 2024.

Respuesta a las declaraciones de Nadal

Montón ha añadido que los resultados de este estudio “desmienten las declaraciones ofrecidas ayer mismo por el ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal” cuando anunció una proposición de ley para evitar el cierre de centrales nucleares porque encarecería el precio de la factura de la luz.

Según la portavoz de la ong, aunque los costes totales son similares en todos los casos, “precisamente el coste que se traslada de forma más directa a la factura de la luz sería más bajo con un mix energético sin carbón y sin nuclear”.

Por ello considera el anuncio de Nadal una “cadena perpetua al carbón y la nuclear” así como una “táctica política” para las zonas de España “donde el asunto del carbón es más sensible, ofreciendo una hipotética continuidad que él mismo sabe que no es posible”.

El ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal, durante la firma de un convenio para para el impulso económico de las comarcas mineras del carbón, este lunes en la sede de la Presidencia del Gobierno de Aragón. EFE/Toni Galán

La proposición de ley

Tal como lo anunció ayer Álvaro Nadal en un desayuno informativo en Zaragoza, el Grupo Popular en el Congreso de los Diputados registrará en los próximos días una proposición de ley para ordenar cualquier posible cierre de centrales para evitar políticas “no competitivas”.

En sus declaraciones a los medios, el ministro señaló que, en cuanto a la política energética general, hay que “evitar correr demasiado”, como cree que hizo el Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero, que con “prisa” puso la ideología sobre el elemento práctico desarrollando renovables de forma previa al desarrollo total de estas tecnologías.

A su juicio, la manera de contener las emisiones de CO2 a la atmósfera y no disparar los precios es mantener el mix energético que incluye el carbón, la nuclear y  el gas, siempre que las centrales sean eficientes y rentables, dado que de lo contrario la energía podría subir entre un 38 y un 65 por ciento.

Aseguró que estas fuentes de energía son las únicas que pueden dar servicio en cualquier momento, especialmente en las “puntas”, con la nuclear como la más barata y que no emite CO2, pero que sí que genera residuos difíciles de eliminar; el carbón como la segunda más barata, aunque la más contaminante; y el gas, que es la más cara y que además emite CO2, si bien en menor medida que la anterior. EFEverde




Secciones:                    
efeverde
Plataforma global de periodismo ambiental y científico de la Agencia EFE (EFEverde y EFEfuturo) www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies