CLIMA CONSERVACIÓN

Greenpeace navega por el cantábrico para sensibilizar contra el calentamiento

Greenpeace navega por el cantábrico para sensibilizar contra el calentamiento El buque "Esperanza" es el más grande de la flota de Greenpeace. EFE/Esteban Cobo

El barco "Esperanza" de Greenpeace comienza este jueves su travesía y estancia en aguas cantábricas dentro de la campaña "Misión salvar el clima", cuyo objetivo es concienciar sobre "uno de los principales problemas del planeta".

El buque atracará primero en A Coruña y llegará a Gijón en torno al 7 de septiembre, donde permanecerá varios días antes de poner rumbo a Bilbao para terminar su travesía, informa esta organización en un comunicado.

La nueva campaña consistirá en divulgar y concienciar acerca del cambio climático, cuya causa principal, entre otras, es la quema de combustibles fósiles para producir energía pese a “las numerosas alternativas de energías limpias“.

Con 72 metros de eslora y una velocidad máxima de 16 nudos, la embarcación también servirá de escenario para encuentros con los medios de comunicación y reuniones con representantes de la sociedad y de la política; también habrá visitas públicas al barco.

Además del cambio climático, dentro de las actividades programadas, se abordarán temas como la defensa de la paz mundial y la exportación de armas, ha explicado a EFEverde esta asociación.

Un barco respetuoso con el medio ambiente

Desde el 2002, el “Esperanza” ha trabajado con Greenpeace en diferentes campañas y acciones de protesta, según alega la ONG, que además ha reconvertido el viejo navío en uno “respetuoso con el medio ambiente“.

El buque ahora contiene un sistema de carburante especial para evitar cualquier derrame, otro de reciclaje de aguas residuales “para que sólo el agua limpia sea tirada fuera borda“, así como un mecanismo de propulsión ambiental y económicamente eficiente para reducir las emisiones de CO2, entre otros cambios realizados.

La costa cantábrica, experimento para la estrategia de adaptación al cambio climático

La costa cantábrica ha servido como ejemplo para estudiar los efectos del cambio climático en el litoral español y establecer las bases de la recién aprobada estrategia nacional para adaptarse a ellos.

La estrategia, que cuenta con el asesoramiento científico del Instituto de Hidráulica Ambiental de la Universidad de Cantabria (IH),”valora los riesgos más allá de las competencias estatales y sienta las bases para actuar“, según el director de investigación de esta institución,Iñigo Losada.

Los principales riesgos que acechan a esta costa son el aumento del nivel del mar y la subida de temperatura, seguidos de las tormentas y temporales (más viento y oleaje), y del déficit de aportes de agua dulce, según establece el informe sobre la nueva estrategia. Efeverde




Secciones:                
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com