AGUA CONTAMINACIÓN

Greenpeace alerta de la contaminación de las aguas por nitratos

Un vaso de agua del grifo. EFE/EPA/KOEN VAN WEEL

La organización ecologista Greenpeace España ha alertado de la contaminación de las aguas por nitratos procedentes de macrogranjas y ha puesto el caso de la localidad zamorana de Barcial del Barco como ejemplo de que hay pueblos en España que están bebiendo agua contaminada.

La organización ha alertado de que el 35 por ciento de las aguas analizadas a través de su red ciudadana de vigilancia registraban diferentes tipos de contaminación y ha culpado de ello a la ganadería y la agricultura industriales, según ha denunciado este jueves en un comunicado de prensa.

El responsable de Agricultura de Greenpeace España, Luis Ferreirim, ha asegurado que las macrogranjas “están envenenando nuestra agua y es el momento de frenar su descontrolada expansión” con el fin de evitar una “nueva y devastadora” crisis del agua.

La organización ha puesto en marcha el proyecto ‘Sin agua no hay pueblos. El derecho al agua limpia’ con el que busca evaluar las aguas del medio rural español y el impacto de la producción industrial en ellas, para lo que ha creado una red ciudadana de vigilancia de la contaminación del agua por nitratos.

Las mediciones las ha realizado en 239 puntos de toda España y los resultados los ha calificado de “alarmantes”, ya que en el 27 por ciento de ellos se han detectado valores de nitratos por encima de los 50 mg/l y en algunos casos las muestras se había tomado en aguas que estaban consideradas aptas para el consumo humano.

Ello pese a que por encima de los 25 mg/l se considera “una incidencia importante y preocupante” de la presencia de nitratos.

Ganadería industrial en Zamora

En el caso de la localidad zamorana de Barcial del Barco, los análisis en el agua de consumo humano arrojaron unos valores por encima del límite legal.

Por ello, la Coordinadora Pueblos Vivos Zamora, que ha colaborado con Greenpeace en la recogida de datos, notificó al alcalde niveles de 64 mg/l, lo que llevó al Ayuntamiento a repetir el análisis en un laboratorio que corroboró el dato (66,3 mg/l en el depósito y 63,8 mg/l en el grifo).

A consecuencia de ello, se ha tenido que cortar este mes el suministro de agua potable y enganchar la red a otra toma de abastecimiento.

Pero no es un caso aislado en la provincia de Zamora, donde dos de cada tres muestras tomadas dieron valores por encima de los 50 mg/l, lo que Greenpeace ha atribuido a la elevada carga de ganadería industrial de porcino de esta provincia.

La organización ecologista ha instalado a las autoridades a actuar e impedir la instalación de nuevas actividades contaminantes para evitar que se reproduzcan los casos de contaminación del agua por nitratos detectados en algunas zonas de Castilla y León, Cataluña y Aragón. EFEverde




Secciones:                    
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com