CAMBIO CLIMÁTICO

Greenpeace bloquea el almacén de carbón del puerto de La Coruña para pedir el fin de las energías sucias

  • Exigen al Gobierno un plan de cierre 2025 de todas las centrales térmicas de carbón para 2025 y una apuesta decisiva por un modelo 100% renovable.

Greenpeace bloquea el almacén de carbón del puerto de La Coruña para pedir el fin de las energías sucias Activistas de Greenpeace bloqueando el almacén de carbón del puerto de A Coruña. Foto:Pedro Armestre

Greenpeace desarrolla desde primera hora de hoy en el puerto de La Coruña una acción de protesta por la que, según avanza, ha bloqueado el almacén de carbón y ha impedido la carga de un tren para reivindicar el abandono de las energías "sucias" responsables del cambio climático.

Dos activistas se han colgado delante de la vía de uno de los puntos de descarga de carbón en los trenes que lo transportan a la central térmica de Meirama, mientras que otros escaladores han colgado una pancarta de 100 metros cuadrados en la cúpula del almacén de Gas Natural-Fenosa con el mensaje Almacén de Cambio Climático, según informa la organización ecologista.

Esta iniciativa forma parte de la campaña que inició el pasado 1 de septiembre por el Cantábrico a bordo del barco Esperanza, bajo el lema Misión de Salvar el Clima, con el objetivo de alertar de que quemar carbón es “el principal responsable del cambio climático, además de causar numerosas enfermedades respiratorias, algo que la ciudadanía ha reiterado en numerosas ocasiones”.

Activistas de Greenpeace bloquean la planta de almacenamiento de carbón “La Medusa” en el puerto de A Coruña para pedir el abandono de las energías sucias. Pedro Armestre

Con esta acción, Greenpeace espera que “el Gobierno tome cartas en el asunto” y desarrolle una ley de cambio climático y transición energética que establezca, tal y como enumera la organización, un plan de cierre para 2025 de todas las térmicas de carbón, en el que se detalle un plan de transición para garantizar un futuro real y sostenible para las personas que viven en las cuencas mineras y de las centrales de producción eléctrica contaminante.

Greenpeace también reclama a Gas Natural Fenosa que establezca la fecha de cierre de sus térmicas de carbón y que enfoque sus inversiones para acelerar la transición energética hacia un modelo basado únicamente en renovables.

“El cambio climático es el mayor reto al que nos enfrentamos y de ninguna manera se puede solucionar de espaldas a la ciudadanía”, sostiene la responsable de la campaña de Cambio climático de Greenpeace, Tatiana Nuño, en el mismo comunicado.

En su opinión, el Gobierno “debe reconocer el derecho ciudadano a participar en paridad de condiciones en la transición energética y de ninguna manera permitir más subvenciones a los combustibles fósiles”.

La organización ecologista recuerda además que este año el Gobierno negociará el Plan Integrado de Energía y Clima que cada país europeo tiene que presentar a la Comisión Europea a principios de 2018 y la Ley nacional de Cambio Climático y Transición Energética. EFE




Secciones:                    
Periodista ambiental de la Agencia EFE. Premio Fundación BBVA a la Conservación de la Biodiversidad 2017. 2013/14 Knight Science Journalist Fellow en MIT y Harvard. Investigadora de la comunicación del cambio climático en la Universidad de Oxford.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies