Greenpeace: “Amordazar a los leones del Congreso costaría 90.000 euros con la nueva ley de Seguridad Ciudadana”

Greenpeace:

Greenpeace calcula que amordazar a los leones del Congreso de los Diputados podría costarle a la organización hasta 90.000 euros con la futura Ley de Seguridad Ciudadana, que considerará infracciones graves protestar en el Cámara Baja, desobedecer a la autoridad e instigar este tipo de acciones.

La ley incluye una Cláusula Greenpeace” contra esta organización, ha ironizado Miguel Ángel Soto, responsable de la campaña contra esta ley, quien ha explicado que los once activistas que han amordazado hoy a los leones del Congreso podrían ser responsables de tres infracciones graves, sancionadas con entre 1.001 y 30.000 euros.

Durante una rueda de prensa para presentar una campaña contra esta ley, el director ejecutivo de Greenpeace España, Mario Rodríguez, ha apuntado que la acción la han realizado once personas, de las que seis se han dedicado a amordazar a los leones con unas cintas amarillas durante un breve periodo de tiempo.

Estos activistas, que han desplegado una pancarta en la que podía leerse “No a la Ley Antiprotesta“, han sido identificados por la Policía y no hay detenidos, han informado a Efe fuentes policiales.

“Hay artículos pensados para Greenpeace”, ha señalado Soto, quien ha destacado que el anteproyecto de ley incorpora infracciones que describen el tipo de actividades como las que protagoniza Greenpeace en sus protestas, como la acción del pasado noviembre en la que colgaron en un edificio de Plaza de España un cartel contra la “ley Mordaza”.

30.000 euros por manifestaciones en centrales nucleares

Escalar edificios públicos, castigado con una multa de entre 1.001 a 30.000 euros, o realizar manifestaciones en centrales nucleares, sancionado con entre 1.001 y 30.000 euros, son algunas de las infracciones graves o muy graves que incluye este anteproyecto y que la organización cree que el Ejecutivo ha “pensado” para ellos.

Además, Rodríguez ha considerado “muy grave” que la ley despenalice ciertas faltas, que antes se incluían en el Código Penal y que ahora pasan a ser infracciones, de forma que los ciudadanos ven cómo su derecho a la presunción de inocencia se transforma en el de la veracidad de los agentes policiales.

“Pasaremos de declarar ante el juez a pagar multas. Cambiamos la tutela judicial por la tutela policial. Ya no seremos sujetos de derecho, sino sujetos de sospecha“, ha criticado Soto.

Seguirán denunciando ataques medioambientales

“No nos van a callar”, ha clamado Rodríguez por su parte, quien ha explicado que Greenpeace también lleva a cabo acciones en países autoritarios y que, de hecho, en España tiene 120 activistas inmersos en procesos judiciales y una multa de 300.000 euros.

Rodrígue ha recordado que la organización conservacionista seguirá denunciando los abusos medioambientales y que  “no cesará en denunciar a los culpables de los ataques y a quienes los toleran”.

Por ello, Greenpeace ha invitado a los ciudadanos a que coloquen este sábado 1 de mazo en todos los lugares visibles mordazas para mostrar su descontento.

Asimismo, Soto ha adelantado que la organización está preparando un informe sobre esta ley y sobre la reforma del Código Penal para llevarlo al Consejo de Estado con el objetivo de que el Gobierno cese en su “intento de silenciar a los ciudadanos”.




Secciones:        
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies