CHINA ENERGÍA

Greenpeace alerta de “burbuja” en el sector energético del carbón de China

  • La organización pide al Gobierno chino que “prohíba” nuevos permisos para construirlas y “cancele” todos los permisos en regiones con exceso de capacidad, además de instar a que el próximo Plan Quinquenal chino incluya un tope nacional de consumo de carbón

Greenpeace alerta de Greenpeace alerta de una "burbuja" en las centrales de carbón en China. EFE/Michael Reynolds

EFEverde.- La organización ecologista Greenpeace ha alertado hoy de una "burbuja" en el sector energético chino del carbón, ya que aumentan el número de aprobaciones de centrales térmicas de carbón, a pesar del exceso de capacidad que ya hay en este sector.

Greenpeace indica en un informe que 210 nuevas plantas de carbón fueron aprobadas en 2015 en China, aunque la producción de este tipo de energía lleva estancada desde 2011, lo que crea una “burbuja” en un sector que cada vez disminuye más su eficacia.

 Esta situación se debe a una “burbuja en la inversión”, causada por las “distorsiones” en el sistema financiero y la toma de decisiones económicas en China, cuyo modelo actual hace que empresas estatales y gobiernos locales tengan que invertir en proyectos que tienen poca utilidad y rentabilidad, alentados por el gobierno central y con créditos fáciles del sector bancario público.

Lauri Myllyvirta, analista de Greenpeace, critica que -a pesar de las alertas sobre la “crisis de sobrecapacidad” del sector de la energía térmica china- el número de nuevas plantas de carbón “está creciendo”, pero muchas de ellas darán muy poco o nulo beneficio.

Según el informe, la energía térmica producida por carbón no tendrá “espacio” dentro de las necesidades energéticas del país hasta 2020, en especial por el aumento de la energía procedente de fuentes renovables, nuclear y gas.

A pesar de esta situación, que hace que -según Greenpeace- no sea necesario construir más plantas de carbón, las 210 centrales de este tipo en 2015 supondrían una inversión de 640.000 millones de yuanes (90.000 millones de euros), que los ecologistas denuncian que podrían destinarse a energías renovables y no a plantas que darán “poco o ningún beneficio”.

Aún así, el informe asegura que estas nuevas plantas no incrementarán las emisiones de carbono “al menos a corto y medio plazo”, debido a esta sobrecapacidad del sector.

Por ello, Greenpeace pide al Gobierno chino que “prohíba” la emisión de nuevos permisos para construir plantas de carbón y “cancele” todos los permisos en regiones con exceso de capacidad, además de instar a que el próximo Plan Quinquenal chino incluya un tope nacional de consumo de carbón. EFEverde

 

 

 




Secciones:            
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies