Gobierno niega que el recorte de emisiones vaya a disparar costes de energía

 

Washington, 2 jun (EFE).- La directora de Protección Ambiental, Gina McCarthy, desestimó hoy las críticas de que el plan del Gobierno para recortar las emisiones de carbono vaya a disparar los costes de energía en Estados Unidos, y aseguró que para 2030, la factura eléctrica media puede llegar a ser un 8 % más barata.

 

“Los críticos afirman que las facturas de electricidad se dispararán. Están equivocados”, dijo McCarthy al presentar la propuesta de la Agencia de Protección Medioambiental (EPA) para reducir las emisiones de dióxido de carbono de las centrales termoeléctricas en un 30 % para 2030 respecto a los niveles de 2005.

 

“Cualquier aumento a corto plazo en los precios de electricidad estará dentro de las fluctuaciones normales con las que ya ha lidiado el sector energético durante años, y cualquier pequeño incremento de coste que veamos como resultado de esta regla será de alrededor del precio de un galón de leche al mes”, añadió.

 

Según McCarthy, “si los estados aprovechan de forma inteligente las oportunidades de eficiencia, cuando los efectos de este plan estén implementados en 2030, las facturas medias de electricidad serán un 8 % más baratas”.

 

La EPA pronostica que desplegar el plan costará hasta 8.800 millones de dólares al año, dependiendo de las políticas que escoja cada estado, pero argumenta que esa inversión se compensará a largo plazo a través de los beneficios en salud pública.

 

De acuerdo con la agencia, el plan evitará hasta 6.600 muertes prematuras, hasta 150.000 ataques de asma en niños y hasta 490.000 días perdidos de trabajo o escuela, lo que repercutirá en hasta 93.000 millones de dólares en beneficios de salud y medio ambiente.

 

“Si solo contamos los beneficios en cuanto al hollín y la niebla tóxica, esto significa que por cada dólar que invirtamos en este plan, las familias tendrán 7 dólares en beneficios directos de salud”, aseguró McCarthy.

 

La directora de la EPA describió el plan como “ambicioso, pero que se puede conseguir”, y aseguró que “el pegamento que lo mantiene junto y la clave para hacer que funcione es que el objetivo de cada estado estará ajustado a sus propias circunstancias, y los estados tienen la flexibilidad de alcanzarlo como les vaya mejor”.

 

Afirmó que la meta fijada para 2030 “equivale a si elimináramos la contaminación anual por carbono de dos tercios de los automóviles y camiones de Estados Unidos”.

 

“Los críticos van a recurrir a datos fabricados y tácticas para meter miedo (…), con acusaciones que desafían la historia y muestran una decidida falta de fe en la innovación y capacidad empresarial estadounidense. No debemos aceptar esa premisa”, subrayó. EFE

 

llb/hma/cmm




Secciones:   
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies