DELTA EBRO

El Gobierno inicia consulta pública del Plan de Protección del Delta del Ebro

Fotografía del Delta del Ebro facilitada por el Miteco. EFE

El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miteco) ha iniciado este miércoles un periodo de dos meses de consulta pública sobre el Plan para la Protección del Delta del Ebro, que parte de los principios establecidos en la Estrategia de Adaptación de la Costa a los Efectos del Cambio Climático aprobada en 2017.

El documento, elaborado por el Centro de Estudios y Experimentación de Obras Públicas (CEDEX) bajo la dirección de la Dirección General de la Costa y el Mar y de la Dirección General del Agua, pretende “garantizar la permanencia y sostenibilidad del Delta en el tiempo”, según un comunicado del Miteco.

Para ello, resulta necesario “asegurar la integridad y adecuada conservación del litoral del Delta, su recuperación ambiental y tener en cuenta las previsiones para hacer frente a los efectos de la subida del nivel medio del mar”.

El documento, accesible en la web del Miteco, analiza algunos de los problemas globales que enfrenta el delta del Ebro, como la falta de aporte de sedimentos, que lleva a una descompensación sedimentaria, la falta de regulación y control de los sumideros y la inundación de la plataforma deltaica.

Además, se estudian otros problemas relacionados con la incompleta delimitación del Dominio Público Marítimo Terrestre y su ocupación, el vertido de fangos orgánicos, el estado ambiental de las lagunas o la degradación ecológica de las bahías y las presiones que soportan.

Entre las actuaciones previstas en el Plan por parte de la Dirección General de la Costa y el Mar, están la revisión de la delimitación del Dominio Público Marítimo Terrestre, la creación de una franja de protección que permita el libre movimiento de la costa y la amortiguación controlada de los envites del mar, incrementando así su resiliencia, y la elevación de la berma tras la playa, que tenga en cuenta los horizontes de elevación del nivel del mar para compensar esa elevación y la subsidencia.

Cuatro trasvases de arena

Asimismo, con objeto de paliar el déficit sedimentario, se propone la realización de cuatro trasvases de arena: desde la Punta del Fangar a las playas de La Marquesa y Balsa de Arena, desde la punta del Fangar al Cabo Tortosa, desde la playa de Eucaliptus a Illa de Buda y Cabo Tortosa, y de la Punta de la Banya al norte de la playa de la barra del Trabucador.

Las actuaciones previstas por la Dirección General del Agua y la Confederación Hidrográfica del Ebro se basan en la modelación hidrodinámica y los estudios asociados sobre la movilización de sedimentos en el río Ebro o la permeabilización de barreras para la mejora del transporte de los sedimentos.

También se contempla la elaboración de un protocolo de gestión de los sedimentos, así como la puesta en marcha de cartografía de alta precisión y estudios de sedimentos en los embalses de Ribarroja, Mequinenza, Ciurara, Margalef y Guiamets.

Red de Indicadores Ambientales del Delta del Ebro

Además, se impulsará la Red de Indicadores Ambientales del Delta del Ebro (Riade) y se transformará en el futuro Observatorio Hidrológico del Delta del Ebro, que recogerá en un portal web todas las estaciones de medida que hay en la zona, en coordinación con la Generalitat de Cataluña, que permitirá “tener monitorizado el Delta para analizar su evolución”.

El origen de este trabajo, que comenzó en 2019, está en el análisis de la documentación aportada por la Comunidad General de Regantes del Canal de la margen derecha del Ebro, donde se recogían sus aspiraciones de intervención en el Delta, que realizaron conjuntamente la Universidad Politécnica de Cataluña y el Miteco. EFEverde

 




Secciones:                
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com