BAHAMAS MEDIOAMBIENTE

El Gobierno de Bahamas advierte a cruceros ante daños al medioambiente

Imagen de archivo de un barco crucero. EFE/Andreu Dalmau.

El Gobierno de Bahamas emitió este lunes una advertencia a los cruceros y otros barcos que eligen las aguas territoriales del archipiélago atlántico como refugio para que cumplan con la normativa medioambiental ante la información de potenciales daños al ecosistema marino.

El ministro de Agricultura y Recursos Marinos, Michael Pintard, y el titular de Medio Ambiente y Vivienda, Romauld Ferreira, informaron en un comunicado conjunto que la advertencia divulgada llega después de conocerse posibles daños al medio marino provocados por embarcaciones que se refugiaban en Aguas de las Bahamas, en especial en las proximidades de las islas Berry.

Los ministros dijeron que, si bien la industria de los cruceros ha sido durante mucho tiempo una parte integral de la economía de las Bahamas, atrayendo a millones de visitantes todos los años, la amenaza medioambiental obliga a la medida.

“Bahamas se concentra, sin concesiones, en salvaguardar la salud y seguridad de nuestros ciudadanos y proteger el medio ambiente marino y los recursos de los que todos dependemos”, señala el comunicado.

Dijeron que con este fin el equipo intergubernamental se ha comprometido en una evaluación integral para determinar el alcance del daño al medio marino, cuantificar el valor del daño y las pérdidas, entre otras medidas, tras insistir en que el turismo y los cruceros son esenciales para la economía local.

Preservar los recursos marinos

“Sin embargo, nuestra primera prioridad es ser grandes administradores de los recursos marinos esenciales y valiosos que ayudaron a hacer de Bahamas un lugar tan especial en la comunidad global”, dijeron los ministros.

Señalaron que, como primer paso, las autoridades están enviando recordatorios a las embarcaciones de que todas los barcos que se refugian en aguas territoriales de Bahamas están obligadas a fondear, operar y navegar de manera segura, incluyendo el respeto a las normativas medioambientales.

Esto se extiende a descargas de cualquier tipo desde los barcos, para evitar que áreas protegidas o restringidas sufran daños medioambientales, incluidos los arrecifes.

“Estamos participando en investigaciones más detalladas de todos los barcos que se refugian en nuestras aguas con respecto a sus ubicaciones y prácticas de anclaje. Además, se ha enviado a buzos de la Real Fuerza de Defensa de las Bahamas y del Departamento de Medio Ambiente para realizar nuestras propias evaluaciones del lugar de anclaje”, dijeron los ministros.

Insistieron en que las embarcaciones deben extremar la prudencia en el uso de los anclas para no dañar los fondos marinos. EFEverde




Secciones:            
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com