AGROECOLOGÍA FEMINISMO

‘Germinando’, experiencia de un colectivo de mujeres feministas para enseñar agroecología

'Germinando', experiencia de un colectivo de mujeres feministas para enseñar agroecología Foto: cedida por 'Germinando'. Equipo de 'Germinando, Paula Ortiz López, sentada a la dcha.

Por Isabel Martínez Pita.- 'Germinando' es una cooperativa de mujeres que intenta desarrollar una herramienta a través de la experiencia de cada una de sus 6 socias, para expandir el conocimiento sobre las posibilidades que cada uno tiene para aprender de la agricultura, dentro de su vivienda o alrededores.

La coordinadora del área de emprendimiento agroecológico de ‘Germinando’, Paula Ortiz López, una de las fundadoras de esta cooperativa, explicó a EFE los objetivos de su programa.

“Nosotras queríamos montar una empresa y teníamos claro que queríamos un lugar en el que cubrir nuestras necesidades de desarrollo profesional y, por otro lado, nos permitiera tener vida propia”.

Cosecha de rabanitos con escolares. Foto: cedida por ‘Germinando’

Las seis mujeres que forman parte y son socias de ‘Germinando’, cuentan con la colaboración de “de 7 trabajadoras, dependiendo de la época, con las que participamos dentro del activismo de los movimientos sociales y contribuimos a cambiar este modelo de sociedad y transformar pequeños lugares donde podamos trabajar en grupo”.

Dos objetivos fundamentales: educación y formación

Ortiz López señaló que “abarcamos varias áreas y desde el principio hay dos que son fundamentales: la educación y la formación, que fueron desde el principio los dos primeros proyectos de la cooperativa”.

“Teníamos claro que no solamente queríamos transmitir conocimiento sino que queríamos que ese conocimiento fuese coherente con el entorno, con nuestras ideas, que se pudiera llevar a cabo y pudiese tener un impacto alrededor del ecosistema de la persona que recibía esa formación”.

“Comenzamos con proyectos de formación para el empleo, por ejemplo, con programas de huertos escolares impartiendo formación para el profesorado y haciendo sesiones con el alumnado, y así, poco a poco, fuimos creciendo e incorporando nuevas áreas de trabajo”, indicó Ortiz López.

En la actualidad, ‘Germinando’ tiene una asesoría en agroecología y desarrollo del territorio, un área de emprendimiento agroecológico, un área de jardinería y una tienda, situada en el centro de Madrid, concretamente en el barrio de Lavapiés.

Una herramienta para trabajar en grupo

La idea del huerto conlleva para ‘Germinando’ el objetivo de “no solo  aprender cómo cultivar tus propios alimentos, su parte productiva, porque dentro de una ciudad no tiene mucho sentido el autoabastecimiento, sino que supone una herramienta educativa, para trabajar en grupo”, subrayó la coordinadora de la cooperativa.

Huerto en espacio de oficinas. Foto: cedida por ‘Germinando’

“Otras de las materias con las que se trabaja son la soberanía alimentaria, la relación campo-ciudad, la equidad de género, recursos y el cambio climático o el aprovechamiento de los recursos naturales”, dijo la coordinadora.

Para la fundadora de Germinando, “eran muchas las personas que querían un jardín o un huerto como quien tiene un adorno en una maceta. Sin embargo, fue muy enriquecedor que la gente que recibía nuestra formación viera otras perspectivas, lo que suponía una herramienta de trabajo para poder empezar a hablar de soberanía alimentaria, de recursos naturales, así como de otras muchas cuestiones relacionadas como la custodia del territorio”.

Las personas que integran ‘Germinando’ se encuentran “inmersas en las redes de la economía social y esto ha sido fundamental y básico para intercambiar herramientas, para compartir conocimiento y experiencia, y para apoyarnos económica y humanamente”.

“Aunque las viviendas son cada vez más pequeñas, tratamos de fomentar los huertos y dirigir las energías y las fuerzas a que la planificación urbanística se pueda hacer de otra manera y que las ciudades sean construidas con el fin de ser habitables”, señaló Ortiz.

“No digo que todas las personas tengan que tener un huerto en casa, ese no es nuestro objetivo. Pueden ser huertos vecinales, huertos en comunidades de vecinos, en colegios o huertos colectivos atomizados”.

Taller de ‘Germinados’ en tienda de Lavapies. foto: cedida por ‘Germinando’

El objetivo en la ciudad sería, no producir para comer, “porque obviamente los espacios pequeños no pueden tener una autosuficiencia a nivel hortícola, sino que se trabaje en el huerto para darnos cuenta de que hay que cambiar los hábitos de consumo”.

Esta toma de conciencia se haría a través de comprobar cuáles son las temporadas de cultivo de cada hortaliza, valorar el tiempo que cuesta producirlas, quién y cómo se producen y qué impactos tiene el transporte que se realiza desde donde se produce hasta el lugar donde se consume.

‘Germinando’ trabaja, desde con instituciones públicas, ya sean municipios, Juntas de Distrito, hasta con empresas privadas “que nos piden nuestros servicios y cursos de formación para instalar un jardín o un huerto, porque perciben que es una herramienta para cohesionar a las personas trabajadoras y a través de la cual se puedan crear equipos”. Efeverde




Secciones:                
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com