MARMOTAS PIRINEO

Constatan el éxito en la reintroducción de marmotas en el Pirineo

  • La reintroducción de marmotas en el Pirineo ha sido un éxito, pese a la baja diversidad genética de los animales reintroducidos.

Constatan el éxito en la reintroducción de marmotas en el Pirineo Las marmotas consumen principalmente hojas y gran variedad. EFE/GARY KEMPER

EFEVERDE.- La reintroducción de marmotas en el Pirineo ha sido un éxito, pese a la baja diversidad genética de los animales reintroducidos, según una investigación llevada a cabo por el Centro de Investigación Ecológica y Aplicaciones Forestales (CREAF-UAB).

Según el estudio, publicado en la revista ‘Conservation Genetics’, las marmotas reintroducidas en el Pirineo muestran muy poca variabilidad genética porque provienen de sólo dos localidades alpinas y no se han mezclado entre ellas, aunque esta baja diversidad genética no ha supuesto ningún impedimento para que la reintroducción haya sido un éxito.

Los investigadores Mariona Ferrandiz-Rovira, Bernat Claramunt e Irene Figueroa (CREAF-UAB) han estudiado la variabilidad genética y la procedencia de tres poblaciones de marmota alpina (Marmota marmota) situadas en tres localidades de Andorra, la Cerdanya y el Ripollès.

Según ha explicado Ferrandiz-Rovira, “que las poblaciones sean diversas genéticamente es importante en general, pero lo es más aún cuando las poblaciones son pequeñas, como es habitual en las reintroducciones de especies”.

La razón es que “cuando la diversidad genética de la población es baja, generalmente aumenta la probabilidad de extinción y se reduce la capacidad de adaptarse al nuevo ambiente, que implica inevitablemente cambios”, según la investigadora.

Por este motivo, los investigadores quieren estudiar próximamente cómo reaccionarán al cambio climático estas poblaciones de marmotas.

Una diversidad genética de las tres poblaciones pirenaicas muy reducidas

El bajo número de ejemplares fundadores -unos 400 reintroducidos en 40 años-, junto con el aislamiento geográfico y genético, “ha provocado que la diversidad genética de las tres poblaciones pirenaicas se haya visto muy reducida”.

“La población del Ripollès es muy diferente genéticamente a las otras dos”, ha puntualizado Ferrandiz-Rovira.

“Al no mezclarse entre ellas, cada población del Pirineo todavía se parece mucho a la población de origen de los Alpes, y por eso hemos podido identificar de dónde provienen con mucha precisión”, ha dicho la investigadora.

Inicialmente, los investigadores sospechaban que todas las marmotas fueron reintroducidas a partir de una única región alpina de procedencia, pero ahora se ha visto que hay dos: las marmotas reintroducidas en Andorra y la Cerdanya provienen de Mercantour, en el sur de los Alpes, mientras que la población del Ripollès proviene del norte, de la región de Vanoise.

Según el trabajo, la reintroducción de marmotas alpinas en los Pirineos durante buena parte del siglo XX ha sido un proceso a menudo poco coordinado y mal documentado, sin un registro claro del origen de los individuos reintroducidos.

Las marmotas del Pirineo, extinguidas hace unos 15.000 años, se reintrodujeron en varias zonas del Pirineo francés entre los años 1948 y 1988, donde rápidamente se establecieron y colonizaron casi toda la cara sur del Pirineo. EFEverde




Secciones:            
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies