GECEN PROSPECCIONES

GECEN cree “inviable” realizar prospecciones en las Islas Columbretes

GECEN cree

El Grupo para el Estudio y Conservación de los Espacios Naturales (GECEN) ha presentado alegaciones al proyecto de prospecciones de hidrocarburos en el entorno de las Islas Columbretes y ha pedido una Declaración de Impacto Ambiental (DIA) negativa.

El grupo ecologista ha manifestado en un comunicado que se trata de un proyecto “inviable” a nivel medioambiental que cuenta “con el rechazo unánime de la sociedad”.

Para GECEN las tres fases del proyecto (sondeos acústicos, sondeos de exploración y la explotación comercial de los pozos) forman parte “indisoluble del mismo”.

Sin embargo, ha añadido, “no se analizan conjuntamente sino que se divide intencionalmente para evitar su inviabilidad, intentando infravalorar los impactos medioambientales y económicos”.

El grupo ecologista ha asegurado que tampoco se ha relacionado el proyecto de Columbretes con otros similares, como los previstos en el entorno de las Islas Baleares, para “evitar una evaluación ambiental estratégica”, que a juicio de GECEN es “obligada”.

Así, explican las mismas fuentes, “al obviar las fases siguientes a la adquisición sísmica, el Estudio de Impacto Ambiental deja sin analizar diferentes afecciones”.

Entre éstas se encuentran las producidas sobre las comunidades bentónicas, en especial a las praderas de Posidonia oceánica y fondos de Maërl, ambas protegidas por directivas comunitarias.

Tampoco se analizan los impactos sobre la fauna y avifauna marina por la bioacumulación de productos tóxicos que serán utilizados en los sondeos exploratorios y en la explotación comercial, o los impactos socioeconómicos por afecciones a las pesquerías y a la industria turística.

Para GECEN, existe una “falta intencional de análisis medioambiental y económico”, a la que se unen “carencias graves” en el Estudio de Impacto Ambiental (EIA), que “evita analizar los impactos medioambientales de gran importancia” para “no tener que reconocer la inviabilidad del proyecto”.

GECEN ha criticado que el EIA no analiza las afecciones sobre el conjunto de las zonas de especial protección para las aves, y además, “infravaloran” los impactos sobre el corredor biológico de cetáceos y la especial afección sobre los pasos migratorios del rorcual común, que está en peligro de extinción.

Tampoco tiene en cuenta el peligro para el corredor migratorio de cetáceos del Mediterráneo occidental, que es “vital” para la supervivencia de especies como el delfín común, el delfín listado, el calderón común, el calderón gris, el cachalote y el rorcual común.

GECEN ha criticado además las ondas acústicas emitidas durante la campaña de adquisición sísmica, las cuales  “afectan al sistema de colocación de los cetáceos y altera su comportamiento y su capacidad de orientación, alimentación y cría”.

También estas ondas tienen un “efecto devastador para la pesca” que provoca “una importante disminución de las capturas durante largos periodos de tiempo”.

GECEN ha puesto de manifiesto que existe un “rotundo rechazo social, empresarial e institucional” a este proyecto, por lo que seguir con el mismo “es programar la ruina de la sociedad valenciana”. EFE




Secciones:        
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies