NUCLEAR GAROÑA

La pelota sobre la reapertura de Garoña pasa al tejado del Gobierno

La pelota sobre la reapertura de Garoña pasa al tejado del Gobierno Fotografía de archivo del interior de la central nuclear de Garoña. EFE

Efeverde.- El Ministerio de Energía deberá decidir a partir de ahora si autoriza que la central Garoña (Burgos) vuelva a conectarse a la red y por cuánto tiempo, después de que el pleno del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) haya avalado hoy que la planta opere hasta 2031 si cumple las medidas de seguridad exigidas.

Diálogo del Gobierno sobre Garoña

Fuentes de este departamento han manifestado a primera hora de la tarde que el Gobierno dialogará con todos los agentes implicados -entre ellos comunidades autónomas, organizaciones ecologistas y empresas- antes de tomar una decisión, para lo que tiene seis meses.

Antes, cuatro de los cinco consejeros del máximo órgano de seguridad nuclear, tres nombrados a propuesta del PP y una del PSOE, han aprobado un dictamen favorable a la reapertura de Garoña si se cumplen diez grandes condicionantes de seguridad, mientras que Cristina Narbona (también propuesta por el PSOE) ha votado en contra.

En una comparecencia ante los medios, el presidente del CSN, Fernando Martí, ha hecho hincapié en que la decisión de hoy no da luz verde a Garoña para conectarse a la red, ya que esta es una decisión que ahora corresponde tomar el Gobierno, que también tendrá que determinar por cuánto tiempo concede la autorización.

CSN no autoriza a Garoña a operar ni lo desautoriza

“El CSN no autoriza a Garoña a operar ni lo desautoriza, simplemente establece diez grandes condiciones para que sea segura si quiere volver a hacerlo; es el Ministerio de Energía quien tendrá que tomar la decisión de permitirle operar y por cuánto tiempo”, ha incidido Martí.

En esa misma rueda de prensa, Narbona ha justificado su voto en contra argumentando que por primera vez desde 1999 el CSN concede un informe favorable para que una central opere sin establecer un límite temporal a la renovación de explotación.

Narbona también ha cuestionado porqué tanta prisa en avalar el dictamen favorable, si el operador Nuclenor, participado por Endesa e Ibedrola, ni tan siquiera hizo las mejoras que se le exigieron tras el accidente en la planta japonesa de Fukushima, cuando formuló la petición de operar Garoña hasta 2031.

Sin cifras sobre el coste

Los consejeros del CSN han alegado desconocer el coste total de los requerimientos de seguridad que le exigen a Nuclenor para reabrir, y que harían que aunque el Gobierno les autorizase a producir electricidad no pudiera hacerlo de inmediato.

La decisión adoptada hoy para Garoña en el seno del CSN sienta precedente para que una central nuclear pueda operar más allá de los 40 años de vida útil para los que en principio ha sido construida si cumple con las medidas de seguridad exigidas.

Centrales en operación y el límite de 40 años

Se abre la senda para que las otras cinco plantas nucleares activas en España (Almaraz (I yII), Cofrentes, Trillo, Ascó (I y II) y Vandellós II), que cumplirán cuarenta años en la próxima década, puedan solicitar prórrogas similares a la que se ha avalado para Garoña.

La siguiente en hacerlo es Almaraz (Cáceres), la nuclear que más electricidad genera (casi el 30% del total del sector), y le seguirían Cofrentes (Valencia), Ascó (I y II), Vandellós II (en Tarragona ambas), y Trillo (Guadalajara).

Hasta ahora, el tiempo máximo que había permanecido conectada a la red una planta nuclear en España eran los 37 años de la ya clausurada Zorita (Guadalajara), que funcionó entre 1969 -primera que operó en España- y 2006.

El consejero Javier Dies ha restado importancia a este debate alegando que en el mundo hay 87 reactores que han pedido operar hasta los 60 años, y 117 con permisos concedidos más allá de los 40 años; mientras que en Estados Unidos “se están planteando ya que las nucleares operen de los 60 a los 80 años”.

Frente a la decisión del CSN, todos los partidos políticos -excepto el PP- y las organizaciones ecologistas han rechazado el visto bueno dado a la reapertura de Garoña, coincidiendo, además, en que se trata de una instalación muy pequeña, insignificante para el suministro energético y cuya reapertura no es rentable.

La visión unánime de los grupos de la oposición y las organizaciones de la sociedad civil es que la resolución del CSN “esconde” un intento por sentar precedente para que otras centrales nucleares españolas alarguen su vida útil. Efeverde

Infografía sobre las centrales nucleares en España

Infografía sobre las centrales nucleares en España. EFE




Secciones:                
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies