ARGENTINA IGUAZÚ

La Garganta del Diablo, joya de las Cataratas de Iguazú, reabierta al público

  • La histórica crecida del río Iguazú el pasado junio, la mayor de la que se tiene registro, provocó que el 80 % de las pasarelas desmontables del circuito fuesen arrastradas corriente abajo

La Garganta del Diablo, joya de las Cataratas de Iguazú, reabierta al público IGUAZÚ (ARGENTINA).- Foto de archivo del salto "Garganta del Diablo", en las Cataratas del Iguazú (A

"Ya entiendo por qué es una de las Maravillas del Mundo", dice un niño boquiabierto ante la Garganta del Diablo, el principal salto de agua de las Cataratas de Iguazú, tras la reapertura esta semana del circuito que permite asomarse a este espectáculo natural desde el lado argentino.

La histórica crecida del río Iguazú el pasado junio, la mayor de la que se tiene registro, provocó que el 80 % de las pasarelas desmontables del circuito fuesen arrastradas corriente abajo y privó a los visitantes del parque de su mirador más popular durante los seis meses que fueron necesarios para reacondicionar el paseo.

“Estar hoy acá nos lleva a recordar todos los esfuerzos que se realizaron desde Parques Nacionales y desde el sector privado para poder llegar a fin de año con los visitantes de todo el mundo disfrutando de este lugar único”, sostuvo el titular de la Administración de Parques Nacionales de Argentina (APN), Carlos Corvalán, en el acto formal de reapertura, el pasado lunes.

Corvalán destacó el “trabajo de riesgo” realizado por los cerca de 80 profesionales que inspeccionaron los pilones de hormigón que sostienen a las pasarelas, recuperaron los tramos llevados por el agua y volvieron a fijarlos a lo largo de los 1.100 metros de itinerario sobre el río Iguazú que desemboca en la Garganta del Diablo, el mayor de los 275 saltos del parque.

 

Los vencejos de cascada, las aves más emblemáticas de las más de 400 especies censadas en el parque, sobrevuelan en bandadas las cortinas de agua y anidan en los paredones rocosos detrás de ellas, para proteger a sus huevos y pichones de depredadores.

“Nadie puede defender lo que no conoce”, subrayó Corvalán sobre la importancia de impulsar políticas públicas que atraigan a turistas argentinos hacia los parques nacionales y otras áreas protegidas.

Pese al fuerte aumento del turismo extranjero en Iguazú, que este año roza el 48 %, los argentinos aún son mayoría entre los más de 1,2 millones de visitantes anuales de la joya natural más admirada del país.

“El cierre (de la Garganta del Diablo) no redujo las visitas, pero acortó la estancia promedio”, dijo a los medios el responsable del Parque Nacional Iguazú, Sergio Bikauskas.

El pasado junio, las copiosas lluvias en la cuenca del río Iguazú y la ruptura parcial de una presa en construcción en Brasil elevaron en cuestión de horas el caudal del agua hasta los 46.000 metros cúbicos por segundo (m3/s), cuando habitualmente es de 1.500 m3/s.

Las cataratas forman parte del Parque Nacional Iguazú, un área preservada de 67.720 hectáreas en la provincia noroccidental argentina de Misiones.
En 2011 fueron elegidas como una de las Nuevas Siete Maravillas del Mundo. EFEverde




Secciones:        
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies