G.Vermont: Schneider Electric apuesta por llegar a cero emisiones en 2050

Lourdes Uquillas / Madridc (EFE).- La energéticas tienen responsabilidad en la crisis climática al generar el 80 % de las emisiones de dióxido de carbono (CO2), por ello, la multinacional francesa Schneider Electric decidió hace 20 años apostar por la neutralidad cero para 2030, asegura el director de sostenibilidad, Gilles Vermont.

En este proceso de descarbonización, la meta más inmediata es convertirse en carbón neutrales antes de 2025 y no emitir en 2050, sostiene Vermont en entrevista con EFE en el marco de la XXV Cumbre de la Convención de Cambio Climático de Naciones Unidas (COP25) que se celebra en la capital española.

Hace 20 años, Schneider Electric optó por la descarbonización de la producción y distribución de la energía y después la de las empresas proveedoras, señala Vermont en el pabellón Verde de la COP25 en el día dedicado a la energía.

Esto es posible gracias a la “transformación digital que representa una oportunidad para mejorar la forma de gestionar la energía y la estrategia para combatir el cambio climático”.

La utilización de energía renovables gestionada digitalmente ha abierto la puerta a un mundo sin emisiones y para reducir la contaminación de forma más rápida, lo que facilita cumplir con el compromiso de reducción del 30 % inicial, según Vermont.

Según Schneider Electric, los edificios, los centros de datos, las infraestructuras y la industria son los responsables de alrededor del 70% del uso de la energía en el mundo.

En 2040 podrían eliminarse la mitad de las emisiones globales de CO2 si se implementaran medidas de ahorro energético en el 50% de los edificios e industria existentes, junto con iniciativas de electrificación y descarbonización globales.

Estos aspectos redundarían en el precio de la energía, según Vermont.

La digitalización en internet se ha constituido en un “organizador de la vida de la gente y de las empresas, cada segundo se conectan más de 50 millones de máquinas a la red, desde ordenadores hasta lavadoras o neveras”.

La responsabilidad social corporativa (RSC) de Schneider Electric, implantada en más de 120 países, con 200 plantas y más de 140.000 empleados es “un acelerador, una llave para ir hacia la descarbonización”.

Para ello han enfocado la estrategia de la empresa en tres aspectos: alinearse para ser mejores y acelerar la descarbonización, ser mejores actores sostenibles y éticos y buscar soluciones para la distribución de energía entre las más de 2.000 millones de personas que no tienen energía en el mundo, entre ellas, el 10 % de la población europea que padece pobreza energética, asegura el ejecutivo de la energética francesa.

Teniendo en cuenta que las necesidades de energía aumentarán en más de un 40% para 2040, es necesario “repensar el modo en el que funciona el transporte, las ciudades y la producción de energía”.

“Queremos ser ambiciosos en sostenibilidad y mantener los tres principios”, ha concluido Vermont, quien ha participado en el Panel Intergubernamental de Cambio Climático y forma parte de la Comisión de Naciones Unidas para los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). EFE
lul

 




Secciones:   
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com