Franceses y alemanes ya perciben la crisis climática como irreversible

ESTUDIO VALORES

Franceses y alemanes ya perciben la crisis climática como irreversible.

Franceses y alemanes ya perciben la crisis climática como irreversible. Recurso de archivo a título ilustrativo

Madrid  (EFE).- Los europeos perciben sin fisuras que la crisis climática  es un problema muy grave y se muestran pesimistas sobre el curso futuro de este fenómeno, especialmente en Francia y Alemania, donde se aprecia como irreversible.

Los datos se ponen de relieve en el tercer Estudio de Valores que realiza la Fundación BBVA, con una encuesta a 7.500 personas de cinco países (Alemania, Reino Unido, Francia, Italia y España) y que se suma a los dos trabajos anteriores, dedicados a la política, economía y confianza en las instituciones; y a la religión, la ética y las prácticas que son objeto de controversia social.

El 80% en España y más del 60% en el resto de países califica de muy grave la crisis climáticas con las máximas puntuaciones (8,9 y 10).

La percepción sobre el posible curso futuro del fenómeno del cambio climático es además pesimista en todos los países analizados, muy especialmente en Francia y Alemania.  En estos ya  se percibe ya como irreversible y la opción predominante es la que sólo será posible paliar algunos de sus efectos.

En España una mayoría relativa cree que todavía resulta posible revertir el cambio climático

Respecto a la percepción del medio ambiente, existe un consenso muy amplio entre países y en el seno de cada uno respecto a una percepción de la naturaleza como inspiradora de tranquilidad, como algo bello y en un delicado equilibrio vulnerable a la actividad humana.

Proteger la biodiversidad

El consenso entre los europeos  es amplísimo en torno a la valoración de la biodiversidad como parte fundamental de la riqueza del país y a la dependencia que tenemos con otras especies (medias de 8,5 en España y 8,2 en el resto de los países).

La encuesta pone de relieve que en todos los países predomina la percepción de que se debe proteger la naturaleza debido al respeto y consideración que merecen todas las formas de vida (especialmente en Alemania y Francia). No obstante, un porcentaje significativo en todos los países cree que la protección de la naturaleza debe hacerse por motivos utilitarios, es decir, por los beneficios prácticos que presta a los seres humanos, posición que es mayor en España y menor en Alemania.

Los ciudadanos coinciden en torno a que la ciencia revela aspectos fascinantes de la naturaleza. Sin embargo, están más divididos en el seno de cada país respecto a si la ciencia y la tecnología podrán resolver los problemas medioambientales actuales: predomina el acuerdo con esta idea en todos los países (menos en Francia), acentuándose en España.

Las expectativas predominantemente favorables hacia el papel de la ciencia en los problemas medioambientales, convive con la percepción de que la misma ha alterado el equilibrio de la naturaleza.

Derechos de los animales

Hay un amplio consenso en torno a que los científicos no deberían cambiar el funcionamiento de la naturaleza.  Una amplia mayoría en todos los países está de acuerdo respecto a que todos los seres vivos tienen el mismo derecho a la vida y, específicamente, respecto a la necesidad de reconocer el derecho a la vida de los animales de manera similar a como se hace con los humanos.

Mientras que en España (media de 6,2) predomina la aceptación del uso de animales en investigaciones científicas para mejorar la salud de los seres humanos, prevalece el rechazo en Italia (4,6), Alemania (4,4) y, más aún, en Francia (4,1), y están más divididos en Reino Unido (5,0).

Los resultados del estudio han sido hoy presentados en Madrid por el director de la Fundación BBVA, Rafael Pardo, y la técnico responsable del Departamento de Estudios Sociales y Opinión Pública de la fundación, Consuelo Perera.




Secciones:        
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com