PORTUGAL INCENDIOS

Funchal, un paraíso natural azotado por el fuego y el agua

  • La acción de un pirómano, unida al viento y al calor empujan las llamas de la periferia a la parte histórica de la ciudad

Funchal, un paraíso natural azotado por el fuego y el agua Funchal, el paraiso natural que azotan el fuego y el agua. EFE/Homem De Gouveia

Antonio Torres del Cerro.- Efeverde.- Buscada por emperatrices y reyes en el siglo XIX como cura para la tuberculosis, la amena y exuberante Funchal, capital del archipiélago portugués de Madeira, ha sido blanco de desastres naturales, como los incendios que la azotan estos días, pero también inundaciones.

En los últimos seis años y medio, la principal ciudad de las Islas de Madeira ha sido portada de medios nacionales e internacionales por dos terribles sucesos naturales: las inundaciones de 2010, que segaron la vida de 42 personas, y el fuego que está arrasando parte de la ciudad estos días.
El temporal de lluvia y viento del 20 de febrero de 2010 quedó en los anales de la historia de Portugal como uno de sus sucesos más trágicos.
El chaparrón de agua que duró unas 15 horas provocó fatídicas riadas y deslizamientos de tierras que se llevaron por delante viviendas enteras.

Inundaciones de Funchal en 2010

Las inundaciones de 2010 en Funchal, un paraíso natural afectado ahora por un incendio forestal provocado por un pirómano. EFE/Manuel de Almeida

Orografía y urbanismo

Su escarpada y agreste orografía, unida al descontrol urbanístico (había casas en lugares geológicamente peligrosos), magnificaron los efectos del desastre, que arrasó no solo la capital Funchal, sino también otras localidades de Madeira, como Ribeira Brava o Santa Cruz.
Junto al luto por las 42 vidas perdidas -la mayoría de los barrios periféricos más pobres de la ciudad-, hubo que levantar de nuevo infraestructuras como carreteras o puentes con la ayuda de unos mil millones de euros destinados a la reconstrucción.

El fuego, seis años después de las riadas

Seis años y medio después, otro elemento de la naturaleza, en este caso el fuego, ha dejado marcas difíciles de borrar en la idílica Funchal, de unos 120.000 habitantes y cercana a las Islas Canarias españolas.
El viento y las altas temperaturas, unidos a la acción de un pirómano, han empujado las llamas de la periferia de la ciudad a la parte histórica.
El balance oficial, aún provisional, es desolador: han muerto tres miembros de una misma familia, un millar de personas fueron evacuadas y unas 300 fueron hospitalizadas, la mayoría a causa de la inhalación de humos.
La ciudad, famosa por sus carnavales, sus espectaculares fuegos artificiales de Año Nuevo y por ser la cuna del futbolista Cristiano Ronaldo, se encuentra de nuevo en otra grave tesitura.

Un residente utiliza una manguera de jardín para ayudar en la extinción de un incendio en Funchal, isla de Madeira (Portugal)

Un residente utiliza una manguera de jardín para ayudar en la extinción de un incendio en Funchal, isla de Madeira (Portugal) .EFE/Gregorio Cunha

Elevados daños materiales

El gobierno regional de Madeira no ha querido perder tiempo y se ha apresurado a pedir ayuda financiera a Lisboa para costear la reconstrucción, recuperación de las infraestructuras y las actividades económicas y sociales afectadas por los incendios.
Todavía no se ha hecho la evaluación económica de los destrozos, pero se estiman elevados.
Entretanto, el incendio continúa activo y con varios focos abiertos aunque con menos virulencia en las últimas horas, según las autoridades locales, que han recibido refuerzos de Lisboa y también del otro archipiélago portugués, el de las Azores.
Entre ambos sucesos hay un nombre propio que los ha vivido muy de cerca.
Por ironías del destino, Miguel Albuquerque era alcalde de Funchal en las inundaciones de 2010 y hoy es el presidente regional del archipiélago.
Después de las inundaciones, de las que se recuperó muy bien, la ciudad tiene que volver a empezar de nuevo para reconstruir las vidas de sus ciudadanos y mantener la reputación de paraíso turístico internacional. Efeverde




Secciones:            

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies