JAPÓN NUCLEAR

Nuevo método japonés para saber la cantidad de yodo radiactivo de cada persona

  • Expertos de la Universidad de Salud y Bienestar de Otawara ha desarrollado el método tras analizar los registros de exposición a la radiación de unas 500 personas

Nuevo método japonés para saber la cantidad de yodo radiactivo de cada persona Control de radiactividad tras el accidente nuclear de Fukushima. EFE/Alex Hofford

EFEverde.- Investigadores japoneses han creado un método para calcular los niveles de radiación en la tiroides e intentar establecer la relación entre el cáncer de esta glándula y la exposición al yodo radiactivo en los residentes de Fukushima.

Un equipo liderado por expertos de la Universidad Internacional de Salud y Bienestar de Otawara (centro) desarrolló el método tras analizar los registros de exposición a la radiación de unas 500 personas sometidas a pruebas aproximadamente una semana después del accidente nuclear de Fukushima, informó hoy el diario nipón “Asahi”.

De las 42.500 personas sometidas a chequeos de exposición de radiación externa en la Universidad Médica de Fukushima durante ese período, alrededor de 500 fueron objeto de una prueba adicional cuyos resultados especificaban cada material radiactivo, incluido el yodo radiactivo.

Sumando la cantidad total de exposición y el índice de cada material, los investigadores aseguran que es posible calcular la cantidad de yodo radiactivo en el ambiente entorno a cada sujeto.

De este modo, dicen que pueden evaluar la cantidad de yodo radiactivo asimilada por cada persona y el nivel de exposición interna, aquella que proviene principalmente del consumo de alimentos contaminados y otros medios, como la acumulación de yodo radiactivo en la tiroides.

Se sospecha que esta exposición es una causa de cáncer de tiroides, no obstante, casi no hay datos sobre los niveles de dicha exposición entre los residentes afectados por la crisis nuclear, ya que el material tiene un período de vida media de unos ochos días.

Los 500 examinados cuentan, además, con un diario en el que detallaron lo que hicieron y dónde fueron a raíz del accidente en la central.

Los investigadores dicen que pueden determinar la cantidad de yodo radiactivo absorbido por los residentes no sometidos a la prueba adicional al examinar detenidamente las tomadas tras el accidente, por lo que indagarán para saber si las restantes 42.000 personas cuentan con diarios similares. EFEverde

 

 

 




Secciones: