DÍA MEDIO AMBIENTE

Frente a la destrucción del planeta, consumo responsable

  • Muchos ecosistemas de la Tierra están alcanzado puntos críticos de agotamiento. En 2050, si siguen las actuales pautas de consumo y producción y con el aumento de la población a 9.600 millones, serán necesarios tres planetas para mantener nuestros modos de vida.

Frente a la destrucción del planeta, consumo responsable EL SANTUARIO MARINO DE TUBBATAHA, UN PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD BAJO EL AGUA. EFE

Miles de españoles optan cada día por llenar su carro de la compra con productos de menor impacto sobre el planeta, un consumo responsable que mueve anualmente 261 millones de euros y que ha registrado un salto exponencial en la cifra de redes y grupos que propugnan otro modo de consumir/vivir.

El profesor de Sociología de la Universidad de Córdoba Ángel Calle, autor de “Procesos hacia la soberanía alimentaria”, y el secretario de la Red de Redes de Economía Alternativa y Solidaria, Carlos Rey, explican a EFE las claves de este movimiento con motivo mañana del Día del Medio Ambiente, que se celebra bajo el lema “7.000 millones de Sueño. Un solo planeta. Consume con moderación”.

Muchos ecosistemas de la Tierra están alcanzado puntos críticos de agotamiento. En 2050, si siguen las actuales pautas de consumo y producción y con el aumento de la población a 9.600 millones, serán necesarios tres planetas para mantener nuestros modos de vida.

La Red de Redes de economía alternativa y solidaria nació en 1995 con 20 organizaciones y hoy agrupa a 346. En 2013 movieron 261 millones de euros y para 2014 esperan una cifra mayor.

En el país funcionan hoy una decena de asociaciones de consumidores -en general con un local propio donde comprar los productos ecológicos y de cercanía-, a las que a su vez pertenecen de media entre 300 y 400 familias, aunque hay asociaciones como Landare, en Pamplona, con 2.400 familias socias, explica Rey a EFE.

Junto a estas asociaciones hay hasta 500 grupos de consumo (de 30 a 50 miembros), huertos colectivos, mercados sociales etcétera.

“La sociedad se está moviendo constantemente en busca de cosas nuevas, lejos de las grandes superficies”, subraya Rey, que defiende que el consumo responsable es un pacto social de lucha contra el cambio climático y de mejora de las condiciones de vida de la gente.

El exceso de consumo de alimentos perjudica el planeta

El exceso de consumo de alimentos es perjudicial para la salud -1500 millones de personas sufren sobrepeso u obesidad- y para el medio ambiente.

La ONU explica que la degradación de la tierra, la pérdida de fertilidad de la tierra, el uso no sostenible del agua, el exceso de pesca y la degradación marina están acabando con la capacidad de los recursos naturales de proporcionar alimento.

El sector alimentario es responsable de alrededor del 30 % del consumo mundial de energía y produce el 22 % de las emisiones de gases de con efecto invernadero, causante del cambio climático.

En este contexto, el profesor de la Universidad de Córdoba recalca que la economía actual afronta límites medioambientales “muy fuertes” y, por ejemplo, califica de insostenible que los alimentos consumidos en España recorran de media 5.000 kilómetros.

La equidad para los productores, los circuitos cortos de distribución, la producción ecológica y los sistemas económicos y agroalimentarios “aterrizados en lo local” resumen algunas de las señas de identidad del movimiento, añade el experto de economía social.

El objetivo: construir sociedad más justas

Al final, el objetivo es “construir sociedades más sostenibles que permitan vivir en este planeta”, afirma Calle, que se lamenta de la insuficiencia de estadísticas sobre este fenómeno, lo que contribuye a su “invisibilización” .

El perfil de personas preocupadas por lo que consumen -coinciden Calle y Rey- es muy variado, aunque predominan de forma clara las mujeres, que llegan a duplicar el número del de hombres.

Los dos expertos comparten también la idea de que el consumo responsable está cobrando fuerza en sectores más allá del agroalimentario, como el energético.

Al respecto, ambos mencionan el caso de la cooperativa de energía limpia, Som Energía, que ha logrado más de 10.000 socios en apenas dos años. EFE

msr

 




Secciones:            

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies