FRANCIA AMAZONÍA

ONG instan a supermercados en Francia excluir el vacuno de Brasil y Colombia

Incendio en el estado de Mato Grosso, en Brasil. EFE/Rogério Florentino

Una coalición internacional de organizaciones representativas de pueblos indígenas en Colombia y Brasil y asociaciones han pedido este lunes al grupo francés de supermercados Casino que excluya de sus cadenas de distribución la carne de vacuno procedente de esos dos países, al considerar que favorece la deforestación en la Amazonía.

Las organizaciones han recordado en un comunicado que Casino se rige desde 2017 por la normativa francesa que le impone intervenir en caso de que sus actividades supongan un atentado contra los derechos humanos, el medio ambiente o la salud, así como las de sus cadenas de abastecimiento.

Compromisos con el medio ambiente y los derechos humanos

Por respeto a esta ley, los abogados de las ONG han transmitido una carta al presidente del grupo, Jean-Charles Naouri, recordándole cuáles son sus compromisos en materia de vigilancia.

“Aunque el grupo Casino reconoce explícitamente que la cadena de aprovisionamiento de carne de vacuno de Brasil está expuesta a riesgos extremadamente graves, su política en este ámbito es claramente defectuosa”, denuncian las ONG, entre las que destacan Sherpa, Canopée, Notre Affaire à Tous, Envol Vert y la Organización Nacional de Pueblos Indígenas de la Amazonía Colombiana.

Según datos del Instituto Nacional de Investigación Espacial Brasileño, entre agosto de 2019 y julio de 2020 la deforestación en la Amazonía brasileña fue un 34,5 % superior al período anterior y la principal causa es la ganadería bovina.

Responsabilidad con la deforestación en la Amazonía

Las empresas con las que colabora el grupo francés representan por sí solas 4.497 kilómetros cuadrados de deforestación, según las ONG.

“Las investigaciones de los últimos diez años apuntan a la responsabilidad de los mataderos y distribuidores. No solamente se aprovisionan regularmente de carne de vacuno procedente de zonas recientemente deforestadas sino que cierran los ojos ante las prácticas de ‘blanqueo de ganado’ para evadir la normativa brasileña”, denuncian.

Una reciente investigación de la asociación Envol Vert publicada en junio mostraba las pruebas de las recientes prácticas de deforestación y acaparamiento de tierras basadas en muestras de productos cárnicos vendidos en varios supermercados del grupo Casino en Brasil.

Casino es líder de la distribución en Brasil a través de su filial Grupo Pao Açúcar, que representa el 15 % del mercado y casi la mitad de su facturación en el mercado latinoamericano.

Respetar las obligaciones legales

“Es necesario que las grandes empresas como Casino se hagan cargo de todo el alcance de la ley sobre el deber de vigilancia que les obliga a tomar medidas concretas para prevenir los riesgos y no solamente a identificarlos en un documento”, señala Célia Jouayed, de Notre Affaire à Tous.

Las organizaciones piden formalmente al grupo que respete sus obligaciones legales y que excluyan estas distribuidoras de su cadena, y avisan de que si no lo hacen en los próximos tres meses llevarán al grupo ante la Justicia. EFEverde

 

Te puede interesar:

Los incendios forestales en el Pantanal (Brasil) alcanzan nivel récord

 




Secciones: