Francia dedicará 10.000 millones de euros para la transición energética

Francia Energía

Francia dedicará 10.000 millones de euros para la transición energética

Francia dedicará 10.000 millones de euros para la transición energética Un ejemplo de arquitectura sostenible, obra de Jana Revedin. EFE/CITE DE L'ARCHITECTURE

Francia dedicará 10.000 millones de euros en los tres próximos años para la "transición energética" con prioridad para la renovación de los edificios mediante deducciones fiscales para disminuir su consumo, explicó hoy la ministra de Ecología, Ségolène Royal.

“Hay que aislar mejor los edificios y los nuevos construirlos con un balance energético positivo” para que produzcan más de lo que consuman, destacó Royal en una entrevista radio-televisada por “RMC” y “BFM TV” horas antes de la presentación de un proyecto de ley sobre la transición energética.

 Señaló que los particulares podrán deducir fiscalmente el 30 % del dinero que dediquen a la renovación térmica de sus casas, con un límite de 10.000 euros, y que el objetivo es un ritmo de 500.000 viviendas al año.

La ministra hizo hincapié en que, más allá de la inversión, “es una gran fuente de creación de empleos”.

 Reducir el consumo energético

El Gobierno francés pretende reducir el consumo energético del país en un 50 % en el horizonte de 2050 y, en el proyecto de ley se marca un tope a la nuclear, que no podrá representar más del 50 % del total de la electricidad producida en 2025, frente al 75 % actualmente.

Royal insistió en que no hay que enfrentar la energía nuclear a las demás, que la apuesta de Francia por la tecnología atómica ha sido un “éxito”, pero que “ahora hay que disminuir” su peso relativo, en particular porque sus costos, una vez integradas las nuevas obligaciones de seguridad derivadas del accidente de Fukushima en Japón, “es importante”.

Confirmó el cierre de la central nuclear de Fessenheim, la más antigua de las que están en funcionamiento, que el presidente, François Hollande, ha dicho que dejará de producir en 2016, y señaló que, como regla general, “cuando se abran nuevas centrales (nucleares), las más antiguas tendrán que cerrar”.

La ministra aseguró que en agosto la electricidad en Francia no subirá un 6 % en agosto como había anunciado inicialmente el Ejecutivo, y que quiere proceder a un ejercicio de “transparencia” del precio de producción.

También instó a los consumidores a poner en práctica “gestos cotidianos” de ahorro de energía que pueden reducir el consumo en un 15 %. Adelantó que, para promover el ahorro, habrá medidas para incitar a la instalación de contadores individuales para la calefacción y el agua en las comunidades de vecinos, que ahora lo pagan en común.

Según cifras publicadas esta semana, un hogar medio en Francia dedica 3.210 euros anuales a gastos en energía en su casa. EFEverde




Secciones: