FORO DAVOS

El FMI pide que la recuperación sea “verde e inclusiva” para superar la crisis

Georgieva (FMI) apunta a recuperación "verde e inclusiva". EFE/EPA/SHAWN THEW

La recuperación de la economía global, muy afectada por la pandemia de COVID-19, ha de ser “verde e inclusiva” o no podrá superar la crisis provocada por la pandemia, ha afirmado la directora general del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva.

Después de que el organismo haya presentado su informe de perspectivas para 2021, y durante su intervención en un debate virtual del Foro Económico Mundial, Georgieva ha recordado que se han revisado al alza las previsiones de crecimiento económico mundial al 5,5 % en 2021, tres décimas más de lo anticipado en octubre, gracias a las expectativas de recuperación por la vacuna y el apoyo fiscal adicional en Estados Unidos (EE.UU.) y Japón.

Respecto a España, el organismo ha rebajado en 1,3 puntos su previsión de crecimiento económico en 2021, hasta el 5,9 %, principalmente por la incertidumbre global debida al aumento de contagios de covid-19 a finales de 2020, nuevas órdenes de confinamiento y problemas logísticos con la distribución de las vacunas.

No obstante, el país crecerá este año a un ritmo superior al estimado a nivel global y en la zona del euro, del 5,5 % y 4,2 %, respectivamente.

En 2021, ha explicado, se va a celebrar “una carrera entre un virus mutante y las vacunas”, que es preciso ganar, pero además habrá que respaldar la acción de los gobiernos para apoyar a los colectivos más vulnerables, como las mujeres, los jóvenes y los trabajadores poco cualificados.

Asimismo, será preciso “revitalizar la cooperación global”, ya que a menos que el capitalismo consiga “acercar a las personas y reducir la desigualdad no saldremos de esta crisis”, ya que existen aún demasiadas divergencias entre los países más ricos y los más pobres.

La pandemia “nos hizo más sobrios” y más capaces de valorar en su justa medida lo que de verdad importa, ha añadido, y ahí es donde entra en liza la oportunidad de llevar a cabo “la transición a una economía verde”.

Georgieva ha pedido a las empresas “determinación” a la hora de emprender una “gran transformación” hacia “un futuro verde, justo e inclusivo”. EFE/ Narendra Shrestha

Futuro verde, justo e inclusivo

Georgieva ha pedido a las empresas “determinación” a la hora de emprender una “gran transformación” hacia un “capitalismo que funcione para todos”, que ha resumido en “un futuro verde, justo e inclusivo”.

“Tener a Estados Unidos de vuelta en el Acuerdo climático de París” es un aliciente y revela que “una gran economía” está en el mismo camino que Europa.

En general, el FMI ve en las medidas fiscales adoptadas “mucha más atención a la integración de los riesgos climáticos y, lo que es más importante, oportunidades para las transiciones a la nueva economía climática”, ha indicado.

Entre los participantes en el debate figuraba la ministra canadiense de Finanzas, Chrystia Freeland, que ha expresado el total compromiso de su país, “al 100 %”, con los objetivos medioambientales.

Prueba de ello es su intención de plantar 2.000 millones de árboles, para apoyar al planeta, crear empleo y convertirse en uno de los “pulmones” del mundo.

En el “mandato fiscal” del Gobierno canadiense, ha explicado Freeland, está poner un precio a la contaminación en todo el país, “un precio del carbono”; así figuraba en su programa electoral y “así se ganaron las elecciones en 2019”.

En este sentido, el presidente y consejero delegado de BlackRock, el mayor fondo de inversión del mundo, Larry Fink, ha destacado que se van a necesitar 50 billones de dólares de inversión (41 billones de euros) para alcanzar un nivel de cero emisiones, un precio alto pero que traerá también nuevas oportunidades de negocio.

Desde otra perspectiva, el fundador y consejero delegado del gigante de software en la nube Salesforce, Marc Benioff, ha ironizado con que antes “el negocio de los negocios solía ser un negocio”, en tanto que ahora de lo que se trata es de “mejorar el estado del mundo”.

Ahora, los ciudadanos confían más en las empresas que en los gobiernos a la hora de tomar decisiones, ha relatado, y ello ha quedado claro con las iniciativas privadas que han conseguido una vacuna contra el coronavirus.

Los directores ejecutivos y consejeros delegados de las grandes empresas “han sido los héroes de 2020”, ha asegurado, porque no han trabajado sólo para sus accionistas sino para el conjunto de la población. EFEverde

Te puede interesar:

Una gran mayoría de ciudadanos del mundo ve el cambio climático como una emergencia global

 




Secciones:            
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com