ARTE RESIDUOS

Fluxá defiende el arte y la ciencia para sensibilizar e impulsar cambios

Fluxá defiende el arte y la ciencia para sensibilizar e impulsar cambios Detalle de objetos encontrados de la artista Bárbara Fluxá. Foto de su blog

Alba Zafra / Madrid (EFEverde).- Las artes, como la investigación científica, "persiguen un objetivo común: detectar las problemáticas, revisar hábitos y causas, sensibilizar sobre el estado actual del planeta y provocar un cambio, por pequeño que sea", asegura la artista plástica Barbara Fluxá (Madrid, 1974).

Para ello, esta especialista en nuevas estrategias del arte contemporáneo en torno a la naturaleza, que vive y trabaja entre Madrid, Asturias y Salamanca (CyL), sugiere al Ministerio para la Transición Ecológica que programe, junto al Ministerio de Cultura, proyectos en los que “artistas, científicos y humanistas podamos remar en el mismo barco, aunque sea esquivando plásticos”.

La artista, en una entrevista con Efeverde, celebra que en España “muchas instituciones hayan empezado a interesarse en prácticas sensibles al medio ambiente”, pero ha advertido que ahora “está de moda lo biológico como estrategia de marketing” y ha criticado que “más allá de campañas y certificados de color verde, lo que hace falta es un interés real que genere inversiones en infraestructuras sólidas y estables, no solo maquillaje mediático”.

Fluxá, que utiliza basura diseminada por el territorio para representar lo que considera “la cultura hiperconsumista de hoy en día y los comportamientos de la sociedad capitalista derivados de un sistema de producción irresponsable e insostenible” en la naturaleza, ha instado a las administraciones a que “pongan en marcha proyectos de investigación y desarrollo en los territorios”.

Doctora en Bellas Artes por la Universidad Complutense de Madrid y creadora de diversas obras con reconocimiento internacional, Fluxá participó el pasado mes de julio en el primer Congreso Internacional de Humanidades Ambientales, llegando a la conclusión de que “la teoría y la palabra, pero también el trabajo de campo, marcan un trayecto multidisciplinar donde la ciencia, el arte y las humanidades deben trabajar juntas”.

Durante años, esta creadora plástica, que tiene varias obras repartidas en museos de arte como el CAB Museo de arte de Burgos o la Fundación Caja Madrid, se ha se ha dedicado a documentar las relaciones humanas en la naturaleza, y ha trabajado con todo tipo de residuos, como plásticos y tejidos para, una vez restaurados, convertirlos en arte.

Arte, reciclaje y arqueología

A pesar de dar una segunda vida a estos materiales, la artista ha explicado que ella no trabaja en la línea del “arte reciclado”, sino que se considera “una especie de arqueóloga contemporánea que usa estos residuos para presentar al espectador los temas que le preocupan”.

En sus representaciones, Fluxá pretende mostrar que el ser humano está inmerso en una “crisis sistémica, “fruto de la aceleración que surge a partir de los años 50 por la extrema velocidad de nuestra dominación y modificación planetaria, que no permite la regeneración de las especies y los entornos, entrando en un colapso y el antropoceno como nueva era geológica.”

“Me interesa plantear desde el lenguaje del arte una discusión sobre el modo en que la sociedad se relaciona con su hábitat y cómo el ser humano, al ser una especie técnica por naturaleza, desde sus orígenes se ha dedicado a modificar su entorno para su propia supervivencia” ha explicado.

Sin embargo, ha aclarado que este consumo primitivo de materias primas “iba bien” porque “éramos relativamente pocos” pero ahora, “el planeta no es capaz de recuperarse ante nuestras intervenciones, por lo que necesitaríamos utilizar esta capacidad científico-técnica y las innovadoras herramientas que hemos creado para permitir la resiliencia del medio”.

Fluxá considera que abordar el estado de la naturaleza como “una construcción cultural global es un buen comienzo para comprender que todo lo que nos rodea es antropogénico y como tal, es responsabilidad nuestra”, ha explicado la artista, señalando sobre todo a occidente.

Actualmente, la artista está trabajando en una serie de obras basadas en la extracción del paisaje de diferentes materias primas: un capítulo del bosque, sobre madereras, uno del mar, protagonizado por las salinas y otro de los áridos, en referencia a las canteras.
EFE
aze/ak




Secciones:            

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies