FLORIDA TIBURONES

Florida a la cabeza mundial en ataques de tiburones en 2013

Florida a la cabeza mundial en ataques de tiburones en 2013

Florida registró en 2013 un total de 23 ataques "no provocados" de tiburones, el 49 % del total contabilizado en las costas de EE.UU., la cifra más alta del mundo, según un estudio divulgado hoy por la Universidad de Florida (UF).

El estudio anual sobre ataques de tiburones en 2013 de la UF, ubicada en Gainesville, en el norte del estado, destacó que en EE.UU. se registraron 47 casos y en todo el mundo un total de 72 agresiones “no provocadas”, frente a las 81 que tuvieron lugar en 2012.

Así, el conocido como “Estado del sol” se sitúo a la cabeza mundial en agresiones de escualos y duplicó la cifra de ataques contabilizados en cualquier otro país, aunque ninguno de los casos registrados en las costas de Florida resultó mortal.

La cifra de ataques “no provocados” a nivel mundial es la más baja desde 2009, cuando se registraron 67 agresiones de escualos, principalmente a surfistas y amantes de los deportes acuáticos.

En total se registraron diez muertes, frente a las 7 contabilizadas en 2012 por ataques de tiburones, y tuvieron lugar en Australia (2), la isla de Reunión (2), Brasil (1), el atolón de Diego García (1), Hawai, (1), Jamaica (1), Nueva Zelanda (1) y Sudáfrica (1).

El mayor número de ataques en Florida (ocho) se registró en el condado de Volusia, en la costa este de Florida, atribuible a la “gran cantidad surfistas, recreaciones acuáticas, turistas y la rica vida marina” de esas costas, según el informe internacional de la International Shark Attack File (ISAF).

Además, en el condado de Brevard se contabilizaron tres ataques, dos en los de Duval, Martin, Miami-Dade, Palm Beach, y uno en los condados de Bay, Escambia, Okaloosa y St. Johns.

Otros 13 ataques se registraron en Hawai, seis en Carolina del Sur y uno en los estados de Alabama, California, Carolina del Norte, Oregón y Texas.

“Aunque la cifra de muertes es más alta que años recientes, la tasa de muertes a largo plazo está experimentando una constante reducción”, lo que refleja un aumento de la “seguridad y atención médica en las playas”, destacó en el comunicado George H. Burgess, comisario de la ISAF, dependiente del Museo de Florida de Historia Natural, de la UF.

Investigación de casos :

La ISAF investigó un total de 125 casos relacionados con tiburones en 2013, 72 de los cuales fueron incidentes “no provocados” (que suceden en el hábitat natural de los escualos sin provocación humana).
En realidad, apuntó Burgess, “los tiburones tienen más miedo de nosotros que nosotros de ellos”, y explicó que, “estadísticamente”, las agresiones de escualos son “muy raras, sobre todo teniendo en cuenta el número de personas que se bañan en las costas cada año”.
De hecho, subrayó, la población mundial de tiburones “está declinando o reduciendo sus niveles en muchas zonas del mundo, como resultado de la pesca y el daño causado a su hábitat”.
No obstante, el número de “ataques de tiburones no provocados ha crecido de manera constante desde 1900”, agregó.

Defensa ante un ataque :

El experto compartió una serie de recomendaciones para defenderse de un eventual ataque de tiburones. “Hay que responder -señaló- de forma proactiva, si uno es atacado por un tiburón”, es decir, “golpear al escualo en la nariz, preferiblemente con un objeto”, algo que puede resultar eficaz para alejarlo.

Si, no obstante, el tiburón nos muerde, una posible defensa es “arañar los ojos o branquias del escualo y sus zonas sensibles”, precisó el experto. Lo que nunca se debe hacer, alertó, es “permanecer pasivo ante el ataque de un tiburón”.
Florida mantiene un promedio anual de 21 ataques de tiburones “no provocados”, como “así ha sido la norma durante décadas”. EFEverde




Secciones: