FLAMENCOS HUMEDALES

Los flamencos depuran la materia orgánica en los humedales salinos

Los flamencos depuran la materia orgánica en los humedales salinos Fotografía de archivo de unos flamencos en un humedal. EFE/Jorge Zapata

El flamenco común facilita, con sus excrementos y su forma de caminar, la depuración microbiana de la materia orgánica en humedales salinos, mejorando la calidad del agua y reduciendo la carga de nitrógeno, según un equipo internacional de científicos liderados por la Universidad de Granada.

Los investigadores, entre los que también figuran científicos de la Estación Biológica de Doñana-CSIC, de la Reserva Natural Laguna de Fuente de Piedra, de la Universidad de Twente (Holanda) y de la de British Columbia (Canadá), han analizado la influencia de los flamencos en los procesos microbianos de la laguna de Fuente de Piedra (Málaga) durante un año hidrológico húmedo y otro año seco.

Los humedales salinos son ecosistemas altamente productivos que actúan como filtros naturales, mineralizando la materia orgánica y reduciendo la carga de nitrógeno orgánico que reciben, según ha explicado Isabel Reche, una de las científicas.

“Esta función ‘depuradora’ la realizan los microorganismos que se encuentran en su columna de agua y en sus sedimentos y, con ello, mejoran en general la calidad del agua y reducen la carga de nitrógeno al fomentar la desnitrificación”.

Los humedales también son refugio y lugar de cría de numerosas aves acuáticas, como el flamenco común en la laguna de Fuente de Piedra, ha informado la Universidad de Granada, que señala que las consecuencias que pueden tener las aves acuáticas sobre el funcionamiento microbiano de los humedales se desconocía por ahora.

Como consecuencia del cambio climático, se está produciendo una reducción significativa de la superficie de humedales y de la duración de su hidroperíodo.

Según la investigadora, esta circunstancia, junto con políticas de conservación y una explotación por parte de los flamencos de hábitats artificiales alternativos como campos de arroz o balsas de acuicultura, ha ocasionado un incremento de las poblaciones de flamencos en el sur de la península.

Las aves acuáticas, en general, y el flamenco en particular, introducen nitrógeno y fósforo en los humedales cuando depositan sus heces y, además, remueven los sedimentos.

Los científicos han demostrado que los flamencos estimulan la actividad bacteriana, produciendo efectos en cascada sobre la abundancia de bacterias y de virus.

Este estímulo sólo ocurre durante los años húmedos, cuando la abundancia de flamencos y el nivel de agua de la laguna es mayor, ya que durante los años de sequía las poblaciones de flamencos se reducen bastante. Efeverde




Secciones:                        
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies