DESARROLLO SOSTENIBLE

El mundo de las finanzas, eje de cambio para una economía sostenible

Los ponentes del Foro Académico sobre Finanzas Sostenibles. EFE/Laia Mataix

El mundo de la banca privada “debe tomar partido” para redefinir el mundo de las finanzas con el objetivo de ser el eje de un cambio radical en la economía y para formar una sociedad más justa, ya que “es una falacia la idea de que practicar una economía diferente, más humanista y sostenible, no es posible”.

Estas son las conclusiones a las que han llegado un panel de expertos este martes en el Foro Académico sobre Finanzas Sostenibles, impulsado por Afi Escuela de Finanzas y Triodos Bank, y en el que han discutido “el nuevo paradigma del sector financiero: un sistema sostenible y resiliente”.

Las finanzas sostenibles en sus diferentes dimensiones medioambiental, social y de gobernanza “son una palanca para provocar un cambio de paradigma”, ha afirmado el vicepresidente de Analistas Financieros Internacionales (Afi), Ángel Berges.

economía sostenible

Imagen cedida por Afi. De iz. a d: Susana Criado, Directora de Capital en Radio Intereconomía, Mikel García-Prieto, director general de Triodos Bank, Marcos Eguiguren, profesor de la Universitat Politècnica de Catalunya y director de la Alianza Global para una Banca con Valores y Ángel Berges, vicepresidente de Afi. EFE

Este cambio de paradigma en la actividad financiera tiene implicaciones que van desde la dimensión estratégica, pasando por la gobernanza y la medición y gestión de riesgos, pero también con la aparición de nuevas oportunidades de negocio.

“Las entidades financieras deberán reconocer los activos varados y explorar las nuevas oportunidades”, ha considerado Berges, en este cambio “habrá ganadores y perdedores, los activos más contaminantes serán los perjudicados, pero las opciones se diversificarán”.

“La gente quiere un sistema financiero más vinculado a la realidad social”, ha asegurado el director general de Triodos Bank, Mikel García-Prieto, que también ha señalado que el reto para el sector financiero no será “invertir en verde”, sino “compromisos ambiciosos de reducción de emisiones para que la transición pueda ser ordenada y valiente”.

Las finanzas sostenibles “no son un mal negocio, son el negocio sensato para la economía, para las personas y para el planeta”, ha explicado el director de la Alianza Global para una Banca con Valores y profesor de la Universidad Politécnica de Cataluña (UPC), Marcos Eguiguren.

Estas son “más solventes, tienen un mayor crecimiento, una rentabilidad igual o superior y una volatilidad bajísima que los bancos sistémicos”, además de “mitigar los riesgos”, ha añadido Eguiguren.

Además, “es necesario generar modelos de negocio que fomenten la distribución equitativa de los recursos, basados en la inclusividad y en la reducción de la desigualdad”, ha considerado García-Prieto.

Compromiso con el medioambiente

El mundo financiero debe adoptar un compromiso para la transición verde, que será una transición “compleja y que tendrá que ir acompañada por un marco de regulación y por un cambio en la forma de consumir”, ha advertido García-Prieto.

En otras palabras, “que la sostenibilidad no sea puntual, sino que sea estructural y cambie nuestra forma de comprar, invertir y de hacer banca”, ha concluido.

En la pasada Cumbre del Clima (COP25), el sector financiero privado español se comprometió a ser transparente e informar de su huella de carbono para 2023, además de incluir los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) marcados por la ONU para 2030.

La combinación público-privada actúa como mecanismo incentivador para que el sector financiero haya iniciado la transformación hacia un modelo más sostenible“, concluye el resumen ejecutivo del Foro Académico.

Añade que “un proceso de transición demasiado lento pone en claro riesgo el cumplimiento de las metas globales de la Agenda 2030 de Naciones Unidas, lo que puede llevarnos a escenarios de inestabilidad y desastres”.

Aunque en España hay “poca capacidad de regular”, será necesario “imponer reglas que prioricen transparencia total en las entidades financieras y compromisos concretos de reducción de emisiones”, con el desafío de que “no existe un regulador global”, ha indicado García-Prieto. EFEverde

Te puede interesar:

La UE apuesta por la bioeconomía para cumplir con el Pacto Verde




Secciones:            
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com