TIEMPO INVIERNO

Fin de semana con tiempo inestable, más fresco y lluvias primaverales

La aproximación de una borrasca atlántica a la península a lo largo de esta semana propiciará un cambio de tiempo con un ambiente más otoñal, lluvias generalizadas y un descenso de las temperaturas, más acusado en la zona occidental del país. Una persona se protege de la lluvia. EFE/ CABALAR

Llega el fin de semana y con él la inestabilidad de la mano de una borrasca que pondrá fin a la calima pero dejará lluvias en el sur y el área mediterránea y algunos chaparrones primaverales en el interior, con temperaturas que bajan en general y no subirán hasta mediados de la próxima semana.

Durante los próximos dos días la borrasca se situará sobre el Golfo de Cádiz y complicará el tiempo en el suroeste peninsular, dejando lluvias localmente intensas en Andalucía occidental, área del Estrecho, Málaga y Ceuta, según ha informado Rubén del Campo, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Además, los vientos mediterráneos unidos a una “vaguada”-una lengua de aire frio en capas altas de la atmosfera que se une al ambiente templado cerca de la superficie- propiciarán inestabilidad que se traducirá en lluvias en el Mediterráneo y en Baleares y crecimiento de las nubes de evolución diurna a partir del mediodía, con chubascos tormentosos en el interior peninsular, principalmente en zonas de montaña, Pirineos y sistemas Central e Ibérico.

El fin de semana bajan las temperaturas 

Las temperaturas bajan el fin de semana y continuarán haciéndolo el lunes y martes próximos por la llegada de una masa de aire frío que esos dos días provocará heladas de madrugada que se extenderán el miércoles a zonas de montaña y de ambas Mesetas, mientras continuarán las lluvias y chubascos en las regiones mediterráneas.

A partir del miércoles 10 predominará el tiempo seco y soleado en el sur peninsular y Baleares, en tanto que el tercio norte se verá afectado por el paso de un frente que dará lugar a lluvias, en general débiles, más intensas en el oeste de Galicia, unido a los vientos fuertes que se registrarán en esa zona y un aumento general de las temperaturas.

De momento este viernes las previsiones de la Aemet indican nubosidad abundante y lluvias en el sur de Extremadura y Andalucía occidental, donde podrían ser fuertes, de más de 15 litros por metro cuadrado en una hora, en la provincia de Huelva y extenderse por el litoral hasta la provincia de Málaga.

En el resto del país habrá intervalos nubosos, con nubes de evolución diurna que pueden desembocar en chubascos acompañados de tormentas, más probables en los Pirineos, dando lugar a “chaparrones vespertinos propios de la primavera”, según ha señalado el portavoz de la Aemet.

El viento soplará hoy con algo de intensidad en el litoral gallego y Alborán y las temperaturas bajan, sobre todo en el suroeste y el Cantábrico, mientras en el sur de Galicia se podrían superar los 20 o 21 grados, las máximas más altas de la Península.

Disminuye el polvo en suspensión 

Además, y según la Aemet, desde hoy y a lo largo de los próximos días irá disminuyendo el polvo en suspensión que ha provocado calima, reducción de la visibilidad y peor calidad del aire.

Para mañana sábado y el próximo domingo se espera que las precipitaciones se extiendan al resto de Andalucía, sobre todo a las provincias del sur y que se registren lluvias y chubascos en el resto del área mediterránea peninsular, que mañana podrán ser aún fuertes en el Estrecho y Ceuta, sin que se descarten también en Melilla y Baleares, aunque de forma más débil.

Estará nuboso con lluvias débiles en el Cantábrico y Pirineos, donde además se formarán chubascos tormentosos por la tarde, mientras en el resto del país continuará el ambiente inestable que se traducirá en el desarrollo de nubosidad a partir del mediodía y los típicos chaparrones primaverales de media tarde, poco probables en general y mas intensos en Pirineos y sistemas Central e Ibérico.

Las temperaturas el fin de semana tienden a bajar, si bien habrá una acusada subida en el suroeste el sábado, de hasta 6 grados, pero en general se registrarán valores propios de esta época con heladas débiles de madrugada en puntos del noroeste y páramos del centro.

Se superarán los 22 grados a orillas del Guadalquivir

De día los termómetros registrarán las temperaturas mas elevadas en el valle del Guadalquivir, donde se rebasarán los 22 o 24 grados y todavía mañana podrían marcar hasta 20 grados en puntos del sur de Galicia.

El lunes y martes próximos continuará el descenso térmico de manera que en zonas en la Meseta norte no se superarán los 10 grados de día y además en las madrugadas del martes y miércoles se producirán heladas nocturnas en las montañas del centro y norte peninsular y en zonas llanas de ambas mesetas.

En Galicia, Cantábrico y Pirineos habrá nubes a principios de semana, con lluvias débiles en general, mientras la cota de nieve en la cordillera pirenaica puede bajar hasta los 700 o 900 metros.

En el tercio oriental peninsular continuará la inestabilidad, al igual que en Baleares, y en ambas zonas se registrarán chubascos que en el caso del archipiélago podrían estar acompañados de alguna tormenta.

A partir del miércoles 10 y durante el resto de la semana suben las temperaturas y predominará el ambiente seco y estable en la mitad sur y Baleares, pero en el tercio norte seguirán las precipitaciones débiles que podrían ser algo más intensas en el oeste de Galicia.

En Canarias las previsiones indican que lloverá el fin de semana en el norte de las islas mas montañosas y de forma más débil en puntos del resto del archipiélago y que las temperaturas se mantendrán frescas en general hasta el miércoles, cuando dejará de llover y subirán los termómetros. EFEverde




Secciones:                
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com