TIEMPO VERANO

Un fin de semana fresco en general dará paso a un calor intenso, de pleno verano

Un niño se refresca en las fuentes del Parque del Oeste de Valencia.EFE/ Biel Aliño

Agosto ha arrancado con ambiente fresco para la época en muchos lugares de España y continuará así el fin de semana, a excepción de algunos chubascos débiles en áreas del norte y el este peninsular que darán paso a una semana de pleno verano con mucho calor y poca lluvia.

Fin de semana fresco

Las previsiones de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) anuncian que este viernes hará calor en general, pero mañana sábado las temperaturas bajarán en toda España, salvo en el extremo oriental peninsular, y el domingo, por el contrario, refrescará en el área mediterránea y hará más calor en el resto.

Según ha informado Rubén del Campo, portavoz de la Aemet, se inicia un fin de semana “fresco” en general para el mes de agosto, a excepción de las regiones mediterráneas, anticipo de un ascenso térmico que comienza el próximo domingo y se prolongará buena parte de la próxima semana en prácticamente toda España.

El calor propio del mes de agosto se empezará a notar a partir del martes 10 y sobre todo del miércoles 11, cuando se espera máximas de más de 35 grados en la península y Baleares superiores a los 38 grados en puntos del tercio sur y cuenca del Ebro.

En cuanto a las noches, a mediados de la próxima semana en el Mediterráneo los termómetros no bajarán de los 22 grados, con alta humedad relativa que incrementará la sensación de bochorno, los mismos que se espera en el valle del Ebro, centro y mitad sur peninsular a partir del miércoles.

De cara al fin de semana, las lluvias, en forma de chubascos y precipitaciones escasas, sólo se esperan en puntos del norte, Cataluña y de la comunidad valenciana.

Mientras tanto, este viernes continúa la situación anticiclónica, con predominio de tiempo seco y estable en la mayor parte de España y sólo cielos nubosos en Galicia, Cantábrico, Pirineos y algunas zonas de Cataluña, donde podría haber precipitaciones débiles y dispersas.

En el resto del país brillará el sol y las temperaturas subirán sobre todo en Murcia, donde en esta jornada está activa la la alerta naranja (riesgo importante) por máximas que pueden alcanzar los 40 grados.

También apretará el calor en el interior oriental peninsular y en el extremo sur de Andalucía, donde hay alerta amarilla (riesgo) por máximas que rozarán los 40 grados en el valle del Guadalquivir e interior de Málaga, mientras en el Cantábrico los termómetros bajarán notablemente como consecuencia de la llegada de vientos del norte.

El sábado cambiará el tiempo en el norte peninsular, donde aumentará la nubosidad y lloverá en Galicia, comunidades cantábricas y Pirineos, sin descartar algún chubasco tormentoso en el entorno del Sistema Ibérico.

En el resto del país, sobre todo en la zona centro, área mediterránea y mitad sur, predominarán los cielos poco nubosos y los vientos provocarán una acusada bajada de temperaturas en la mayor parte de España, excepto en las regiones mediterráneas, donde llegarán secos y recalentados, lo que hará subir los termómetros de manera notable.

De este modo, en el interior de la comunidad valenciana y Murcia el sábado se podrían superar los 38 grados o puntualmente los 40 y en la parte oriental de Mallorca, rebasar los 35, pero en puntos de Galicia no alcanzarán los 20 grados de máxima.

El sábado, en el noroeste peninsular las máximas estarán entre 5 y 10 grados por debajo de lo normal para la época mientras que en el extremo sureste se situarán de 5 a 10 grados por encima de lo habitual.

El domingo los vientos del este causarán el efecto contrario y las temperaturas bajarán en el área mediterránea –hasta 10 grados menos que el sábado tendrán en la comunidad valenciana– mientras subirán en el resto, sobre todo en el noroeste, pero en general será una jornada fresca para la época y sólo se superarán los 35 grados de máxima en el valle del Guadalquivir.

Este mismo día podría haber algunos chubascos ocasionales en la comunidad valenciana y débiles en Cataluña y puntos del extremo norte peninsular, mientras que en el resto será un día soleado.

Próxima semana

El lunes 16 predominarán los cielos despejados, con algunas precipitaciones débiles y dispersas en el Cantábrico y comunidad valenciana y las temperaturas empezarán a subir en general en buena parte de España, al menos hasta el jueves o viernes.

Se superarán los 35 grados en buena parte del este centro y sur de la península, Meseta norte y Baleares y se alcanzarán o superarán los 40 en el valle el Guadalquivir, mientras que por la noche los termómetros no bajarán de los 22 grados en puntos del sur y del centro y en el Mediterráneo, donde la humedad aumentará la sensación de bochorno.

En Canarias predominarán los vientos alisios con lluvias y lloviznas débiles en el norte de las islas mas montañosas y las temperaturas en general serán estables, aunque es posible que comiencen a subir a fines de la próxima semana.

Las predicciones de la Aemet apuntan a que en la segunda quincena de agosto continuará haciendo mucho calor en el tercio oriental, Baleares, oeste peninsular y buena parte del sur y las temperaturas coincidirán con el promedio normal, por lo que todo indica que será un mes cálido y seco en general. EFEverde

 




Secciones:                
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com