RSC AMBIENTAL

Ferrero rechaza el debate sobre los posibles perjuicios del aceite de palma

Ferrero rechaza el debate sobre los posibles perjuicios del aceite de palma Recurso de archivo EFEverde

Madrid  (EFE).- El director de Relaciones Institucionales de Ferrero Ibérica, Roberto Torri, ha rechazado el debate sobre los posibles perjuicios que tiene el aceite de palma al recordar que "no está prohibido en ningún lugar del mundo".

Torri ha hecho estas declaraciones durante la presentación del informe de Responsabilidad Social Corporativa (RSC) 2018 de Ferrero.

La compañía “cuida la salud de las personas” y si el aceite de palma fuese perjudicial para la salud, ya habrían “intervenido las autoridades públicas”, ha asegurado.

“Se ha hablado sin una gran evidencia científica del aceite de palma, lo que me hace pensar que detrás hay un claro objetivo económico”, ha apuntado Torri.

Ferrero y el aceite de palma

Dentro de sus políticas medioambientales, Ferrero lleva a cabo un plan de desarrollo por el cual el aceite de palma tiene que ser sostenible.

En el evento también se han expuesto otras políticas de RSC de la compañía, como el proyecto “Kinder + Sports”, que utiliza el deporte para luchar contra la obesidad infantil.

Torri ha puntualizado que el año pasado ayudaron a más de 4 millones de niños con obesidad en todo el mundo, de los que 300.000 eran españoles.

La Fundación Ferrero tiene el objetivo de ofrecer actividades gratuitas a los jubilados de la compañía, “para devolverles todo lo que les han dado durante sus años de trabajo”, ha indicado Torri.

El Proyecto Empresarial Michele Ferrero ha puesto en marcha proyectos humanitarios en países desfavorecidos y ha implantado fábricas de producción, con la intención de crear puestos de trabajo.

El presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEO), Juan Rosell, ha estado presente también en el evento y ha destacado la labor que realiza Ferrero “con los más desfavorecidos”.

Responsabilidad social

Las empresas “están para ganar dinero, pero tienen una enorme responsabilidad con la sociedad”, según Rosell.

Por su parte, la directora general de Ferrero Ibérica, Antonela Sottero, ha indicado que a pesar de que la compañía facture más de 1.000 millones de euros en todo el mundo, “sigue siendo una empresa familiar”.

De hecho, ha apuntado que la compañía se adelantó a la existencia de la RSC, ya que fue una de las primeras empresas italianas en otorgar “algunos beneficios a sus trabajadores, además de su salario”.

El embajador de Italia en España, Stefano Sannino, ha recordado que la RSC “es un elemento ineludible para las empresas, porque significa apostar por el valor de las personas”. EFE
jmm/bmc




Secciones:        
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies