ARTE NATURALEZA

Fernando Fueyo, en la ciudad se “interpreta la naturaleza como un parque temático”

Fernando Fueyo, en la ciudad se Foto: cedida por Fernando Fueyo. Ilustración de un árbol realizada por Fernando Fueyo

Isabel Martínez Pita.- La naturaleza no solo se protege con leyes o límites, también hay otras formas de cuidarla que es transformándola en arte, como hace Fernando Fueyo, considerado uno de los más relevantes artistas ilustradores europeos, empeñado en transmitir el "latido inasible" de la flora y fauna del bosque.

Fernando Fueyo es asturiano, aunque nació en Vilaller (Valle de Arán, Lérida) en el año 1945 y es reconocido como uno de los mejores ilustradores europeos de nuestro tiempo,

Sus exposiciones han viajado por Madrid, Oviedo, Tenerife, Lisboa y  Valencia, en España;  Dússeldorf y Colonia, en Alemania; Fukushima y Sendai, en Japón, y sus trabajos artísticos se han centrado en gran parte sobre el patrimonio Histórico-Artístico para el Ministerio de Cultura y el Principado de Asturias.

Ilustración de un árbol de Fernando Fueyo: Foto cedida por Fernando Fueyo

De los bosques de Llanes a viajero en el mundo

También la labor viajera a través del mundo de este hombre incansable ha sido una de las grandes influencias en su labor artística y la ha dotado de matices adquiridos en distintas culturas asiáticas, sobre todo la mantenida durante su estancia en Japón, o con las europeas a las que también ha dedicado un espacio poético en sus libros con los que añade a sus pinturas un soporte lírico.

Fueyo explicó la génesis de su obra. “En Llanes no había ni juegos ni juguetes, pero teníamos un gran bazar, el mayor bazar que he visto era el bosque y que, aún a mi edad, me sigue sorprendiendo”.

Fernando Fueyo  comenzó a recorrer toda Europa en 1968, para después saltar a Asia, hasta llegar al continente africano.

Imagen de una ilustración realizada en Japón por Fernando Fueyo. Foto: cedida por Fernando Fueyo

Esa es la maleta de impresiones y pinceladas con las que Fernando Fueyo ha elaborado su trabajo artístico lleno de matices y donde los árboles se convierten en rostros o cuerpos humanos para el observador avezado, o en multitud de paisajes en los que se cuela algún motivo que invita a la reflexión.

Pero otro de aspectos por los que Fernando Fueyo siente pasión son los animales, “en España tenemos toda una cadena de la fauna, con algunos animales en peligro de extinción, tenemos desde quebrantahuesos hasta aves más pequeñas, mamíferos, el lobo, el lince, y en cuanto a flora somos el país de Europa con más diversidad, pero si no lo vemos es más por ignorancia que por otra cosa”.

Los elementos de la naturaleza que más captan la atención del pintor son “la armonía que uno percibe de ella, lo inasible que la gente normalmente no ve y sobre todo el hombre de la ciudad, que interpreta la naturaleza como un parque temático. Pero no se fija en lo que ocurre, no observa las distintas luces y el aroma que rezuma el bosque”.

El artista transmite “aquello que ve e interioriza”

“Las pinceladas están cargadas de emotividad, de sensaciones y a mi eso es lo que me ofrece la naturaleza. Lo que hace el artista es transmitir aquello que ve e interioriza”.

Ilustración de un paisaje japonés de Fernendo Fueyo. Foto: cedida por Fernando Fueyo.

Imagen de una ilustración de Fernando Fueyo de un árbol. foto: cedida por Fernando Fueyo.

Su trabajo ha permitido que la defensa de la vida natural pudiera divulgarse a través de revistas y periódicos como Quercus, Natura, Biológica, Conocer, Ambiental, Muy interesante, Humanidades, El País, La Nueve España o El Mundo.

Es autor de la imagen gráfica de numerosas campañas de protección medioambiental y ha publicado varios libros, entre los que destacan “Árboles Notables de Asturias” (1999), “La Historia Cautiva” (2001), “El Mundo de Atapuerca” (2004), “Asturias, País del Agua” (2005), “La Historia de la Vida y el Hombre” (2009) y “La Espiga del tiempo” (2010).

El artista asturiano ha sido distinguido con diversos premios nacionales e internacionales; dos veces galardonado con el Premio Internacional de la Sociedad Científica de la Ciencia y la Ilustración, y premio de la Sociedad Geográfica Española.

“Yo siempre pienso que los premios se dan cuando uno llega a una etapa final de su vida, por lo que me molesta que me los den ahora, porque el premio no es la respuesta que uno espera. Lo que uno espera con su trabajo es que cambie la sensibilidad de la gente y yo creo que lo he logrado”, concluyó Fernando Fueyo. EFEverde




Secciones:                
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies