RODRÍGUEZ DE LA FUENTE

A los 40 años de su muerte, el mensaje Félix Rodríguez de la Fuente sigue vivo

el mensaje Félix Rodríguez de la Fuente sigue vivo. EFE/Archivo

Nada ni nadie “ha superado el mensaje de Félix Rodríguez de la Fuente después de 40 años de su muerte”, ha afirmado Miquel Pou, el máximo experto en España en la figura del naturalista mediático, quien ha afirmado que “necesitamos un Félix para salvar el planeta”.

Este sábado, 14 de marzo, se cumplen 40 años del fallecimiento de Félix Rodríguez de la Fuente, que murió justo el mismo día de su 52 aniversario en un accidente de helicóptero en Alaska, donde estaba filmando con su equipo la “Idiotarod Trail Sled Dog Race”, que es la carrera de trineo con perros más importante del mundo.

En una entrevista con EFEverde, Miquel Pou se ha lamentado de que con la muerte de Félix “empezó a morir la pura emoción por la naturaleza”, por lo que su mensaje “está en la UCI”.

“Aunque hablamos mucho de medio ambiente, sostenibilidad y cambio climático, no hay un conocimiento real sobre la naturaleza porque no se entiende que es ésta quien sustenta el medio ambiente”, ha aseverado Miguel Pou.

El contexto de ruralidad de hace 40 años se ha convertido en urbanismo consolidado, por lo que la población “no tiene contacto con la naturaleza real”, ha expresado Miquel Pou, lo que implica “el desconocimiento de la naturaleza”.

Rodríguez de la Fuente fue un “pionero” al dar a conocer el auténtico valor de la naturaleza, fomentar el respeto por ella y la necesidad de su observación”, por lo que Pou ha apelado a un diálogo social que establezca las bases que ayuden a preservar el aún gran patrimonio natural que tiene España.

Uno de los caminos que ha propuesto Miguel Pou ha sido que en los centros educativos “se trate la naturaleza de una manera profunda y se explique la importancia de mantener el equilibrio ecológico”, y que el mensaje “no se quede en lo académico”.

La despoblación de los ámbitos rurales y la conversión del agricultor y campesino en un “ingeniero del campo”, con prácticas como el uso abundante de la estricnina para matar pájaros y roedores, son algunos de los comportamientos humanos que Pou ha criticado.
“Al ‘Amigo de los animales’ tenemos mucho que agradecerle, como su lucha por preservar especies como el lobo, el lince o el halcón peregrino”, según Miguel Pou.

EFE/Archivo

El lobo, animal emblemático

El lobo era el animal “más emblemático para Félix”, ha afirmado el experto, que ha recordado que su primer contacto con este animal fue a los 12 años, cuando en su natal Poza de la Sala (Burgos), los cazadores organizaron una batida para cazar a un lobo que mataba los rebaños.

“Con unos prismáticos que cogió de su padre, Félix avistó el lobo y descubrió un animal hermoso, en lugar del asesino que le habían retratado, y al alertarlo, le salvó su vida” ha explicado Miguel Pou.

De hecho, Félix “llegó a tener 30 lobos en Guadalajara, donde se filmaron muchos de los episodios de ‘El Hombre y la Tierra’, a los que amaba y que le reconocían como su líder, en una situación de amor y respeto y no de dominio”, ha afirmado el experto.

Para seguir difundiendo el legado y la figura de Félix Rodríguez de la Fuente, Miguel Pou fundó la ONG “Amigos de Félix” y la Federación de Asociaciones de Félix Rodríguez de la Fuente, de la que es presidente.

Además, Pou ha escrito cientos de artículos y cuatro libros sobre la figura del naturalista burgalés, el último de ellos titulado “El Lobo: la más bella historia de amor de Félix Rodríguez de la Fuente”. EFEverde

 

Te puede interesar:

Odile Rodríguez de la Fuente asegura que su padre no quiso ser ministro de medioambiente

 

 

 




Secciones:            
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com