CAZA FURTIVA

Fapas denuncia actividad furtiva en un espacio protegido asturiano

  • Fapas ha detectado tres focos donde los furtivos actúan con impunidad, sobre todo por la noche

     

Fapas denuncia actividad furtiva en un espacio protegido asturiano Imagen cedida por Fapas de un ciervo abatido en Asturias por cazadores furtivos.

El Fondo para la Protección de Animales Salvajes (Fapas) ha denunciado la existencia dentro del espacio protegido asturiano del Parque Natural de Las Ubiñas La Mesa de tres grandes focos de furtivismo, cada uno de ellos alojado en uno de los concejos que forman parte del territorio.

El furtivismo, según Fapas, se practica especialmente en Teverga, desde las carreteras, que los cazadores recorren durante la noche con potentes focos para localizar la fauna salvaje, que, deslumbrada, se convierte en un blanco fácil.

En busca del trofeo

En este caso, el objetivo de la actividad furtiva no es la carne, si no el trofeo, explica Fapas, ya que las grandes cornamentas de los ciervos machos alcanzan un alto valor en el mercado negro, mientras los despojos de los ciervos abatidos clandestinamente quedan abandonados al borde de caminos y carreteras.

El valle que une San Martín de Teverga con el Puerto de Ventana es uno de los preferidos por los furtivos, en este caso de noche, pues allí abundan los ciervos y las fincas cercanas a la carretera favorecen el hallazgo de las presas.

Por el contrario, el furtivismo localizado en torno a la localidad quirosana de Coañañana parece, añade Fapas, un furtivismo familiar, por la cantidad de gente que lo practica tanto de día como de noche, “como quién va a buscar setas”.

El último foco de furtivismo se ubica en el extremo oriental del Parque Natural y afecta tanto a su interior como a su entorno inmediato; se trata de una actividad que siempre ha existido en el concejo de Lena y que a nadie sorprende, pese a tratarse de un espacio protegido.

Efecto sobre la fauna

La fauna afectada por la caza furtiva es prácticamente toda: jabalís, ciervos, corzos, rebecos o lobos, y tampoco el oso pardo se escapa de esta acción ilegal; de hecho, en los últimos años se sospecha que la escasa capacidad de expansión del oso hacia los territorios más centro orientales de Asturias tiene mucho que ver con la intensa práctica del furtivismo en este espacio protegido que sirve de conexión entre la población osera occidental y oriental de la cordillera Cantábrica.

Para Fapas, “son los últimos territorios sin Ley de Asturias”, cuando antaño la fama la llevaban concejos como Cangas del Narcea.

Ahora el furtivismo “campea a sus anchas” por espacios naturales como el de las Ubiñas, a su vez también declarado por la Unesco como Reserva de la Biosfera y donde la Administración se ha esforzado durante los últimos años en llevar a cabo una excelente campaña de imagen, de trabajo conservacionista y de promoción de la naturaleza “cerrando los ojos a uno de los cánceres más sangrientos del patrimonio natural de Asturias, el furtivismo”.




Secciones:            
Redactora de la Agencia EFE, adscrita al departamento de EFEverde. Licenciada en Ciencias de la Información, año 1989 Fecha de nacimiento: 21 septiembre 1966 Lugar de nacimiento: Madrid

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies