INCENDIO GRAN CANARIA

Extinguido el incendio que afectó a la cumbre de Gran Canaria

Extinguido el incendio que afectó a la cumbre de Gran Canaria Vista de las inmediaciones de la Cruz de Tejeda. EFE//Elvira Urquijo

El Cabildo de Gran Canaria ha declarado hoy la extinción del incendio que afectó, el pasado 20 de septiembre, a la cumbre de la isla, donde quemó 2.700 hectáreas, y que pudo ser estabilizado por la lluvia, las áreas cortafuegos y la actuación del operativo desplegado.

El incendio se declaró el pasado 20 de septiembre en torno a las dos de la tarde, se dio por controlado el día 23 y, desde entonces, la vigilancia, el enfriamiento y la actuación en focos, tocones y humos ha sido la dinámica de trabajo, según ha comunicado la corporación.

El último humo se produjo este sábado a las 18 horas, de modo que, pasadas las 36 horas recomendadas por los técnicos, el presidente del Cabildo, Antonio Morales, ha firmado la declaración de extinción.

Se ha tratado de un incendio que tiene detrás la mano del hombre ya que la principal hipótesis es la intencionalidad, agrega la nota.

Inicio del incendio

El fuego comenzó con una fuerte fase explosiva, casi una deflagración, que arrasaba cuatro hectáreas por minuto con características similares a las del incendio de 2013.

Este incendio de Gran Canaria se convirtió rápidamente en un problema de protección civil, “ya que contra su virulencia inicial nada se podía hacer, más que quitarle de delante todo lo que tuviera, ya que avanzaba más rápido que lo que corre una persona, por lo que, de inmediato, la actuación se centró en evacuar a quienes se encontraban a su paso, si bien causó el fallecimiento de una mujer”.

La dirección de la extinción correspondió al Cabildo de Gran Canaria en todo momento, pero desde la primera tarde se pasó al Nivel 2 o regional para posibilitar la incorporación de medios de otras islas y del Estado, ya que su envergadura precisó todo el apoyo.

La recuperación de la cumbre grancanaria se producirá “por mosaicos”.

El 80 % de las áreas tratadas con quemas salvaron los pinos y ya han empezado a soltar su pinocha y a cubrir el suelo, por lo que hay puntos en los que casi no se nota que pasó el fuego.

Otras zonas sin quemas controladas o con otros tipos de pinos y árboles, radiatas y otros, tendrán que ser replantadas, y el resto llevará entre seis meses y un total de dos años para borrar las cicatrices del incendio forestal.

Como siempre, el pino canario, adaptado al entorno volcánico, será el que mejor se recupere. Efeverde




Secciones:                
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies