CONTAMINACI√ďN PESTICIDAS

Expertos advierten que pesticidas agravan varias enfermedades, incluso COVID

Foto de archivo EFE/ Hein Htet

Felipe Larach.-Problemas relacionados con el desarrollo cerebral, el asma, la diabetes, la obesidad e incluso la COVID-19 se han visto agravados por los contaminantes qu√≠micos y especialmente los pesticidas en los √ļltimos a√Īos, seg√ļn han denunciado hoy varios expertos.

Los especialistas participaban en la presentaci√≥n virtual del nuevo libro del periodista ambiental Carlos de Prada, ‘Infancia sin pesticidas’ (Ediciones i), en el que se incluye una gu√≠a pr√°ctica para evitar la exposici√≥n a sustancias t√≥xicas de las personas m√°s vulnerables -los menores de edad- actuando desde las primeras etapas de la vida para prevenir los efectos adversos de estos contaminantes.

De Prada ha denunciado que este tipo de sustancias ha ido erosionando durante los √ļltimos decenios la salud de la poblaci√≥n hasta el punto de que “nos ha hecho m√°s vulnerables no s√≥lo ante la COVID-19, sino ante las posibles futuras pandemias”, influyendo en un incremento de casos graves y muertes.

En su opini√≥n, las autoridades “no est√°n a la altura de lo que dice la ciencia”, que ha alertado en sucesivas ocasiones acerca de los perjudiciales efectos de algunas sustancias qu√≠micas “a las cuales estamos expuestos inconscientemente y a diario” a trav√©s de alimentos convencionales y no ecol√≥gicos, insecticidas dom√©sticos y otros productos.

Seg√ļn datos comunitarios, en la UE existen 480 sustancias activas autorizadas como pesticidas y Espa√Īa es el pa√≠s que m√°s los utiliza, al acumular el 20 % de las ventas en toda la Uni√≥n Europea.

Apoyando el texto de De Prada, han participado varios cient√≠ficos especializados como el director de la primera unidad de medicina ambiental pedi√°trica de Espa√Īa ubicada en el Hospital Cl√≠nico de Murcia, Juan Antonio Ortega, quien ha calificado de “vasto experimento toxicol√≥gico” la exposici√≥n a pesticidas en la infancia.

Ortega ha recordado que aunque las sustancias autorizadas sean legales, ello “no es sin√≥nimo de inocuidad” y ha criticado el “fracaso” del actual marco regulador para analizar su impacto, cuyas consecuencias “pueden hacerse visibles a√Īos despu√©s”.

El profesor asociado de pediatr√≠a, medicina ambiental y salud p√ļblica en la Universidad de Nueva York, Leonardo Trasande, ha a√Īadido que cada vez existe m√°s evidencia de que los disruptores endocrinos y otras sustancias qu√≠micas en el medioambiente afectan a la salud humana “incluso a niveles muy bajos” de exposici√≥n.

Estos productos provocan “que las personas est√©n hoy en d√≠a m√°s enfermas, m√°s gordas y m√°s pobres”, ha resumido.

En la presentaci√≥n tambi√©n ha participado el catedr√°tico de la Facultad de Medicina de la Universidad de Granada, Nicol√°s Olea, quien ha calificado de “inadmisible” que una sustancia de este tipo pueda tardar hasta 20 a√Īos en ser regulada “desde que se conocen datos fiables”.

Olea ha afirmado que los mecanismos de protecci√≥n de la poblaci√≥n m√°s vulnerable -mujeres en edad f√©rtil y embarazadas, lactantes y ni√Īos- “no son lo suficientemente estrictos” y as√≠ lo demuestra el hecho de encontrar residuos de pesticidas persistentes en las placentas de m√°s del 90 % de las mujeres que dan a luz en hospitales. EFEverde

fll/ppm

 




Secciones:            
EFEverde, la plataforma global de periodismo ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com