CONTAMINACIÓN PESTICIDAS

Expertos advierten que pesticidas agravan varias enfermedades, incluso COVID

Foto de archivo EFE/ Hein Htet

Felipe Larach.-Problemas relacionados con el desarrollo cerebral, el asma, la diabetes, la obesidad e incluso la COVID-19 se han visto agravados por los contaminantes químicos y especialmente los pesticidas en los últimos años, según han denunciado hoy varios expertos.

Los especialistas participaban en la presentación virtual del nuevo libro del periodista ambiental Carlos de Prada, ‘Infancia sin pesticidas’ (Ediciones i), en el que se incluye una guía práctica para evitar la exposición a sustancias tóxicas de las personas más vulnerables -los menores de edad- actuando desde las primeras etapas de la vida para prevenir los efectos adversos de estos contaminantes.

De Prada ha denunciado que este tipo de sustancias ha ido erosionando durante los últimos decenios la salud de la población hasta el punto de que “nos ha hecho más vulnerables no sólo ante la COVID-19, sino ante las posibles futuras pandemias”, influyendo en un incremento de casos graves y muertes.

En su opinión, las autoridades “no están a la altura de lo que dice la ciencia”, que ha alertado en sucesivas ocasiones acerca de los perjudiciales efectos de algunas sustancias químicas “a las cuales estamos expuestos inconscientemente y a diario” a través de alimentos convencionales y no ecológicos, insecticidas domésticos y otros productos.

Según datos comunitarios, en la UE existen 480 sustancias activas autorizadas como pesticidas y España es el país que más los utiliza, al acumular el 20 % de las ventas en toda la Unión Europea.

Apoyando el texto de De Prada, han participado varios científicos especializados como el director de la primera unidad de medicina ambiental pediátrica de España ubicada en el Hospital Clínico de Murcia, Juan Antonio Ortega, quien ha calificado de “vasto experimento toxicológico” la exposición a pesticidas en la infancia.

Ortega ha recordado que aunque las sustancias autorizadas sean legales, ello “no es sinónimo de inocuidad” y ha criticado el “fracaso” del actual marco regulador para analizar su impacto, cuyas consecuencias “pueden hacerse visibles años después”.

El profesor asociado de pediatría, medicina ambiental y salud pública en la Universidad de Nueva York, Leonardo Trasande, ha añadido que cada vez existe más evidencia de que los disruptores endocrinos y otras sustancias químicas en el medioambiente afectan a la salud humana “incluso a niveles muy bajos” de exposición.

Estos productos provocan “que las personas estén hoy en día más enfermas, más gordas y más pobres”, ha resumido.

En la presentación también ha participado el catedrático de la Facultad de Medicina de la Universidad de Granada, Nicolás Olea, quien ha calificado de “inadmisible” que una sustancia de este tipo pueda tardar hasta 20 años en ser regulada “desde que se conocen datos fiables”.

Olea ha afirmado que los mecanismos de protección de la población más vulnerable -mujeres en edad fértil y embarazadas, lactantes y niños- “no son lo suficientemente estrictos” y así lo demuestra el hecho de encontrar residuos de pesticidas persistentes en las placentas de más del 90 % de las mujeres que dan a luz en hospitales. EFEverde

fll/ppm

 




Secciones:            
Plataforma global de periodismo ambiental y científico de la Agencia EFE (EFEverde y EFEfuturo) www.efeverde.com y www.efefuturo.com