MEDIO AMBIENTE

Experto defiende que los suelos contaminados de Sierra Minera inciden en la salud

Foto: EFE. Tapaderas del colector subterráneo del paseo de Los Tres Árboles en Zamora.

El jefe de la Unidad de Salud Medioambiental Pediátrica (USMP) del hospital Virgen de la Arrixaca, Juan Antonio Ortega, que dirigió el estudio Centinela sobre incidencia en la salud en la población de la Sierra Minera, ha asegurado este miércoles que hay mayor exposición de los vecinos cuanto más cerca están a los suelos contaminados.

“No hay motivos para la alarma pero el riesgo existe y es real porque los suelos tienen concentración de metales pesados”, ha afirmado durante su comparecencia ante la Asamblea Regional, en la que ha detallado los resultados del proyecto Centinela, en que tomaron muestras a 182 vecinos de la zona (124 mujeres, 53 hombres y 5 niños), superando 10 de ellos (una embarazada, 3 niños, 2 adultos y 4 ancianos) la mayor tasa de plomo en sangre aceptada (5 microgramos por decilitro).

Ortega ha concluido que los niños y ancianos tienen más incidencia de plomo en sangre que los adultos y ha remarcado que, “a medida que te aproximas al foco” de la contaminación, hay más exposición, desgranando que los resultados más elevados se dieron en los residentes en la zonas 0 (El Llano del Beal y Portmán) y 1 (La Unión) respecto a la 2 (El Algar y trabajadores del área que residen fuera).

El jefe de la USMP ha subrayado que “cualquier nivel es tóxico para la salud” porque los daños son “permanentes” al sistema nervioso central y a los órganos renales, lo que repercute en una disminución del coeficiente intelectual y el desarrollo cognitivo de la población afectada.

“El factor predominante es vivir sobre suelos contaminados”

“El factor predominante es vivir sobre suelos contaminados“, ha apuntado antes de alertar de que los casos detectados “nos dicen que va a haber más” porque la exposición al plomo de los niños que viven “ahora” en la zona es “asintomática”.

Ortega no ha querido analizar los resultados “preliminares” del programa Emblema, cuyas conclusiones iniciales determinan que no hay un riesgo significativo mayor por vivir en la Sierra Minera, pero ha considerado que ha habido un “fallo de comunicación” y que el estudio sí determina que los niños residentes en la zona “tienen más plomo” en sangre que los que viven fuera.

El jefe de la USMP ha abogado por llevar a cabo un programa permanente de “sensorización y biomonitorización” de los niveles de plomo en la población, especialmente en los niños y grupos vulnerables como los ancianos, fortalecer los sistemas de control y asegurar una mejor formación de los profesionales de Atención Primaria de la Sierra Minera.

Preguntado por si su unidad está detectando las consecuencias de la exposición de la población a la contaminación atmosférica en las áreas metropolitanas de la Región, Ortega se ha limitado a decir que “hay señales” de que sí hay incidencia, pero ha rechazado desgranarlas porque no era el motivo de su comparecencia ante la ponencia de la Cámara autonómica que aborda las consecuencias socioeconómicas de la contaminación en la Sierra Minera.

Tras el jefe de la USMP ha comparecido el investigador José Matías Peña, que realizó un estudio que detectaba niveles anómalos de contaminación por metales pesados en niños de la diputación de El Beal, ha lamentado el anuncio de la consejería de Salud sobre los resultados del programa Emblema, que ha mandado al “garete” su estudio y el Centinela, ya que los habitantes de la Sierra Minera “han entendido que no hay riesgo para la salud”.

Peña ha hecho un diagnóstico muy negativo de las actuaciones de restauración realizadas hasta ahora en los terrenos mineros, al tiempo que se ha mostrado escéptico por el Plan de Recuperación Ambiental de Suelos Afectados por la Minería (Prasam) debido a la complejidad de los trámites administrativos que conlleva.

Asimismo, ha alertado de que la Unión Europea no va a financiar actuaciones en terrenos de Portmán Golf y de que los propietarios de los suelos contaminados han creado una empresa, denominada Revalorizados Minerales Férricos, cuyo capital es de 3.000 euros para no hacer frente al pago del coste de la descontaminación que le intentará repercutir el Gobierno regional.

Desde los grupos parlamentarios, el diputado socialista Antonio Guillamón ha criticado al Ejecutivo murciano por tener la “sensibilidad muy por debajo de la gruesa capa de contaminación”, mientras que el parlamentario de Podemos Andrés Pedreño ha destacado que las comparecencias de Ortega y Peña han demostrado que la exposición por metales pesados en la zona “existe y es real”.

Finalmente, el diputado de Ciudadanos Luis Fernández ha pedido soluciones que reparen la “negligencia y dejación de funciones” de las administraciones en la Sierra Minera, mientras que el parlamentario del PP Domingo Coronado ha subrayado que la Administración ha “identificado el problema y las personas afectadas” y ha tomado medidas con los estudios clínicos y epidemiológicos y el Prasam. EFEverde




Secciones: