GRANADA TERREMOTOS

Experto apuesta por “ensayar” respuesta a terremotos, que van a continuar

Experto apuesta por "ensayar" respuesta a terremotos. EFE/Miguel Ángel Molina

Los terremotos no se pueden predecir, aunque la “historia sísmica” en Granada hace prever que continúen, por lo que se recomienda ensayar la respuesta para ganar seguridad, ha dicho Jesús Ibáñez, catedrático de Física de la Tierra de la Universidad de Granada.

En declaraciones a EFEverde, Ibañez, que es investigador del Instituto Andaluz de Geofísica y especialista en sismología, ha reiterado que el enjambre de terremotos que afecta con mayor intensidad a Granada desde hace casi una semana se enmarca dentro de los parámetros de la normalidad.

Ibáñez ha insistido en que la ciencia no tiene en la actualidad herramientas para predecir un terremoto, aunque la “historia sísmica”, que es el análisis de los terremotos registrados en Granada durante el pasado, apunta a que los temblores continuarán incluso durante meses.

“Esta es la forma normal de tener terremotos en Andalucía”, ha resumido el investigador, quien ha explicado que el “modelo” de comportamiento de la tierra creado estudiando los temblores pasados apunta que los terremotos se repetirán y que serán de magnitudes similares, aunque no pueden “hacer una predicción”.

La ciencia sí permite descartar casi en su totalidad la posibilidad de que en Granada se registren seísmos de magnitud 8 por la longitud de las placas.

“Según los terremotos de 1979, que sirven de modelo y de guía, lo esperable es que se prolongue hasta varios meses y con magnitudes que pueden subir un poco o bajar más”, ha añadido Ibáñez.

Prevención 

Ante la imposibilidad de predecir los temblores, este experto ha apostado por la prevención como herramienta para minimizar riesgos y para ofrecer mayor seguridad a la población.

“Independientemente del tipo de terremoto, si he tomado las medidas previas no voy a sufrir daños. Si tengo los muebles atornillados, si he quitado los elementos decorativos o las lámparas y sé actuar ante un terremoto, será difícil que sufra daños”, ha añadido el especialista, quien además ha apostado por hacer simulacros más allá de los colegios.

Ibáñez ha recalcado la utilidad de ensayar en casa la reacción a un terremoto como camino para ganar seguridad y evitar salidas precipitadas a la calle ante un temblor, un escenario que sí implica riesgos.

“Tenemos que trabajar en la prevención, solicitar planes de educación y formativos para saber qué hacer en caso de terremoto porque cualquier inversión en prevención va a ser más barata que en reconstrucción”, ha considerado el catedrático.

“Como cuando vas al baño que no necesitas encender la luz, hay que lograr lo mismo con un terremoto, una respuesta mecánica”, ha añadido este experto.

Ibáñez ha aclarado además que este enjambre o serie sísmica incluye todos los terremotos de las últimas semanas y es el término para englobar todos los temblores, que presentan diferente intensidad pero que no son un terremoto principal y sus réplicas,  sino independientes.

Ha añadido que pese a la continuidad y la cantidad de temblores, los terremotos que se han registrado hasta el momento en la Vega de Granada son “de magnitud pequeña”, ya que no alcanzan el nivel de moderados hasta los cinco grados de intensidad. EFEverde

 




Secciones:                
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com