MOVILIDAD SOSTENIBLE

El primer pesquero híbrido de España supera sus primeras pruebas

Vista del barco Ortze, atracado este lunes en el puerto de Pasaia (Gipuzkoa), el primer buque híbrido eléctrico fabricado en el País Vasco que ha navegado sus primeras millas desde Orio a Pasaia. EFE/Javier Etxezarreta El "Ortze" ,primer buque eléctrico-híbrido "made in Euskadi"

Pasaia (Gipuzkoa),  sep (EFE).- El “Ortze” ,primer buque eléctrico-híbrido “made in Euskadi”, el único de sus características en España, ha realizado con éxito las primeras pruebas de mar en sus diferentes modos de operación, entre ellos el eléctrico “cero emisiones” con el que tiene capacidad para navegar unas 12 millas náuticas.

El pesquero “Ortze”, empleado como buque escuela por el Instituto Náutico Blas de Lezo de Pasaia (Gipuzkoa), donde tiene su base, ha sido objeto de una profunda transformación para reconvertirse en un “barco ecológico” gracias a un ambicioso proyecto, liderado por el grupo tecnológico Ingeteam, que arrancó en 2017.

Esta iniciativa, en la que participan varias empresas, centros de investigación y universidades vascas, ha hecho posible que un pesquero antiguo, que pasó quince años faenando en la mar, se haya reconvertido en un “buque verde” de tecnología vasca, cuyas características reúnen muy pocos en el mundo.

Juan José Valera, uno de los responsables del proyecto, ha explicado a Efe que inicialmente el buque, de veinte metros de eslora, contaba con un sistema de “propulsión convencional”, con un gran motor diésel que movía la hélice con el consiguiente consumo de combustible y emisión de gases contaminantes, además de producir “mucho ruido”.

El “Ortze” dispone ahora de un motor eléctrico de baja emisión acústica y un sistema de almacenamiento de energía por baterías que le permite navegar, como un coche eléctrico circula por la carretera, con “cero emisiones” unas 12 millas náuticas, esto es, “unas dos horas”, lo que resulta especialmente idóneo para operaciones cerca de la costa o en entornos protegidos.

No obstante, el barco permite además la navegación en modo híbrido lo que abre la posibilidad a realizar recorridos más largos en misiones, por ejemplo, de investigación oceanográfica, al tiempo que se minimizan también las emisiones mar adentro.

El “Ortze”, que ha navegado ya hasta Pasaia, tras culminar su renovación en el astillero de Orio, comenzará ahora el período de pruebas oficiales para conseguir el permiso de navegación y operar como buque escuela de pesca e investigación en la costa vasca.

Valera ha destacado que la importancia del proyecto radica también en el tipo de embarcación, relativamente grande, que se ha utilizado en el proyecto, que va más allá del que suelen tener muchos barcos de recreo.

En sus instalaciones de Zamudio (Bizkaia), Ingeteam ha desarrollado los convertidores de electrónica de potencia y los sistemas de control que propulsan al nuevo buque escuela, incluyendo la gestión del sistema de almacenamiento de baterías y la gestión inteligente de la energía a bordo.

En la fábrica de Beasain (Gipuzkoa), Indar, perteneciente también al Grupo Ingeteam, ha realizado un nuevo motor eléctrico de imanes permanentes de alta eficiencia energética, compacto, y de baja emisión de ruido acústico, mediante el cual se acciona la hélice propulsión del barco.

Valera ha explicado que el barco requiere también contar con cierta infraestructura ya que hay que asegurar, por ejemplo, que las baterías del barco se recargan con energía procedente de fuentes renovables.

El experto ha explicado que el objetivo fundamental del proyecto es demostrar que este tipo de tecnología se puede extrapolar a embarcaciones de más envergadura y ha calculado que la inversión podría rentabilizarse en un período inferior a diez años. EFE

cgc/rh/lml




Secciones: