CAMBIO CLIMÁTICO

Europa obliga a las furgonetas a rebajar sus emisiones

Europa obliga a las furgonetas a rebajar sus emisiones

Europa quiere que las emisiones de CO2 de las furgonetas pasen a ser de 147 gramos por kilómetro en 2020, frente a los actuales 203 gramos.El Parlamento Europeo se ha encargado hoy de aprobar este límite.

Sanciones

La aprobación de este umbral, que obliga a rebajar de manera considerable y bajo pena de sanción los 203 gramos por kilómetro permitidos en la actualidad, ya fue consensuada con el Consejo de la UE, en el que están representados los Veintiocho países miembros.
“Me alegro de que no hayamos cedido a ningún tipo de presión para cambiar los objetivos”, señaló en un comunicado el responsable de este expediente en la Eurocámara, Holger Krahmer (ALDE, Alemania), en referencia a la insistencia de la industria por obtener más margen.
El límite de 147 gramos por kilómetro para 2020 ya había sido aprobado e incluido en una legislación comunitaria en el pasado, pero ahora las instituciones debían ahondar en las modalidades para cumplirlo, del mismo modo que ocurrió con los turismos nuevos.

Una batalla

En el caso de los coches, la negociación desató una verdadera batalla liderada por Alemania para reabrir el debate sobre los umbrales de emisión y rebajar su nivel de ambición con el argumento del grave impacto que la medida tendría en los fabricantes de coches, ya tocados por la crisis económica.
En esta ocasión, se ha optado por mantener el mismo límite de 147 gramos y reclamar sistemas de medición más fiables para las emisiones contaminantes.
“Hemos conseguido un buen resultado después de difíciles negociaciones”, resumía Krahmer, cuyo informe fue aprobado por 552 votos a favor, 110 en contra y 12 abstenciones.
Este límite para 2020 deben cumplirlo todos los fabricantes que produzcan más de 1.000 vehículos al año y representa el techo de emisiones medias autorizadas para toda la flota de furgonetas de hasta 3,5 toneladas o 2,6 toneladas sin carga.
Igual que en los turismos, se permitirá un sistema de compensación, los llamados “supercréditos”, por cada vehículo con bajo nivel de emisiones que facilitará a los fabricantes la consecución del objetivo.Los productores podrán hasta 2018 contabilizar con más valor aquellas furgonetas que emitan menos de 50 gramos por kilómetro lo que compensará las emisiones de los modelos más contaminantes y mejorará su cifra media de emisiones.

 Lagunas

Los eurodiputados aprovecharon la ocasión para reclamar que se solucionen las lagunas existentes en las pruebas ambientales a las que se somete a la flota de vehículos de un fabricante y lograron el compromiso de la Comisión Europea (CE) de poner en marcha en enero de 2017 un procedimiento para la evaluación de las furgonetas basado en el sistema de Naciones Unidas.
El grupo de Los Verdes aseguró que con el voto de hoy se ha perdido una oportunidad de fijar límites más ambiciosos y consideró que el umbral de 147 gramos no supone ningún aliciente para que la industria innove y fabrique vehículos menos contaminantes.
“Lamentablemente, esta legislación se limita a confirmar los límites poco ambiciosos para 2020, que fueron fijados en 2011 sobre la base de datos incompletos, y no introduce límites para 2025”, señaló el portavoz de Los Verdes, Carl Schlyter.
Krahmer, sin embargo, consideró que el marco de esta legislación no era el adecuado para introducir límites al CO2 de las furgonetas para 2025, en especial sin una evaluación de impacto apropiada.




Secciones:        
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com