CHINA MEDIOAMBIENTE

Mueren miles de esturiones tras construcción de un complejo ecoturístico en China

Mueren miles de esturiones tras construcción de un complejo ecoturístico en China Investigan en China relación muerte esturiones con obras de un complejo ecoturístico. EFE/P. Hilton

Las autoridades chinas investigan la muerte durante el último año de cerca de 6.000 esturiones chinos, una especie en "peligro crítico" de extinción, supuestamente debida a la construcción de un complejo ecoturístico cerca de una zona de cría, informa hoy el diario hongkonés South China Morning Post.

Según el periódico, desde principios del 2018 un total de 36 esturiones maduros -de más de 20 años- y alrededor de 6.000 jóvenes -de hasta 2 años de edad- han muerto en la piscifactoría de Hengsheng, situada en Jingzhou, en la provincia de Hubei (centro).

La oficina provincial de pesca afirmó que las muertes están “directamente relacionadas a los sobresaltos, ruidos y variaciones en los recursos hídricos” causados por la construcción de la zona turística eco-cultural de Jinan.

Relacionan la mortandad con los ruidos y las variaciones en los recursos hídricos causados por la construcción de la zona turística de Jinan. EFE/WU HONG

Las obras, que fueron anunciadas en el 2016, han estado marcadas por el desencuentro entre el Gobierno local y la promotora, que ante la falta de un acuerdo compensatorio se negó a cambiar la ubicación del complejo ecoturístico.

De hecho, a lo largo del último año más de diez equipos de inspección municipales visitaron sus oficinas para ordenar la parálisis de la construcción, que amenazaba directamente a la supervivencia del esturión, órdenes que hasta ahora han sido desoídas, según el South China Morning Post.

Uno de los responsables de la zona de cría afirmó a medios locales que las obras se trasladaron incluso más cerca de la piscifactoría, lo que provocó a los peces una “angustia creciente”, así como la contaminación del lago que utilizaban como fuente de agua.

Por ello, el Ministerio de Agricultura chino ha instado a las autoridades locales a hacer “todo lo que puedan” para garantizar la seguridad de la especie.

El esturión un tesoro nacional junto al oso panda

Considerado un “tesoro nacional” junto con el oso panda, el esturión chino, cuyo nombre científico es acipenser sinensis, se encuentra en “peligro crítico” de extinción debido a la contaminación, la sobrepesca y la construcción de presas masivas en China.

La especie, originaria del río Yangtsé, es uno de los seres vivos más antiguos de la Tierra, ya que se calcula que existe desde hace 140 millones de años, desde el periodo cretáceo, cuando todavía había dinosaurios en la Tierra.

El esturión chino, considerado un “tesoro nacional” junto con el oso panda, está en “peligro crítico” de extinción. EFE/PAUL HILTON

En este sentido, China comenzó a preparar un programa de crianza en cautividad en los años 80, cuando apenas quedaban 200 ejemplares de esturión en libertad, y consiguió criar un ejemplar de forma artificial por primera vez en el 2009.

Sin embargo, la supervivencia del esturión en la naturaleza todavía es un reto pendiente, como se demostró tras la liberación en el 2005 de más de 10.000 crías y de 200 ejemplares medianos criados en cautividad, de los cuales dos años después apenas quedaban 14 en el río Yangtsé.

Ante estas perspectivas, el esturión chino, que puede llegar a medir hasta cinco metros de longitud y que es muy vulnerable al ruido, a la condición medioambiental y a las heridas causadas por los barcos, podría desaparecer, como sucedió con el delfín del Yangtsé en el 2007.

El propio presidente de China, Xi Jinping, advirtió el pasado mes de abril de que el Yangtsé, otrora hogar de 424 especies -183 de ellas autóctonas-, se había convertido en un “desierto” de peces, debido a unas condiciones de contaminación que han llevado a que el río más largo del país sea prácticamente inhabitable. EFEverde




Secciones:            
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com