Estudian familia de caracoles de mar saltarines en la Gran Barrera de Coral

Una familia de caracoles de mar que habita en la Gran Barrera de Coral, en el noreste de Australia, ha aprendido a escapar de sus depredadores naturales con saltos, algunos tan altos como dos veces la altura de su cuerpo, seg煤n un estudio divulgado hoy en el pa铆s.

“No son atletas de salto alto ol铆mpico, pero (el brinco ) es bastante impresionante por tratarse de un caracol”, explic贸 la bi贸loga marina Sue-Ann Watson, de la Universidad James Cook, en declaraciones citadas por la cadena local ABC.

 

El trabajo, que fue presentado en una reuni贸n de la Sociedad de Biolog铆a Experimental en Valencia (Espa帽a) esta semana, no ha encontrado efectos del aumento de la temperatura del agua de los oc茅anos por la acci贸n del calentamiento global en la habilidad de estos animales.

 

Estos moluscos marinos de concha blanca jorobada (Gibberulus gibberulus albus) viven enterrados en la arena de los arrecifes, miden unos 1,8 cent铆metros de alto y 3,7 cent铆metros de largo.

 

Entre sus principales depredadores destacan los moluscos de concha c贸nica, que emplean la estrategia de paralizar a los primeros con un veneno nocivo para el ser humano.

 

Si el caracol saltar铆n advierte la presencia del enemigo, emplea una especie de pie modificado o palanca que posee en el abdomen y que le permite brincar para escapar de la muerte.

 

El movimiento de fuga es un salto “hacia atr谩s y ligeramente hacia un lado a una altura de tres o cuatro cent铆metros por encima del suelo”, coment贸 Watson.

 

Los caracoles saltadores son capaces de saltar varias veces consecutivas.

 

La Gran Barrera de Coral, que alberga 400 tipos de coral, 1.500 especies de peces y 4.000 variedades de moluscos, comenz贸 a deteriorarse a partir de 1990 por el doble impacto del calentamiento del agua del mar y el aumento de su acidez por la mayor presencia de di贸xido de carbono en la atm贸sfera. EFEverde

 

 

 




Secciones:        
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e informaci贸n ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com