MEDIOAMBIENTE

“Esteros de Manego”, en Trebujena (Cádiz), nueva Reserva Ecológica

cerceta pardilla Cercetas pardilla en la reserva ecológica Esteros de Manego, en Cádiz. EFE/Salarte

La Junta de Andalucía ha declarado Reserva Ecológica la finca privada “Esteros de Manego”, una marisma restaurada por una familia para la cría de camarones y pescado salvaje y que se ha convertido en refugio, entre otras especies, de la cerceta pardilla, el pato más amenazado de Europa.

Esta nueva Reserva Ecológica está situada en el término municipal de Trebujena (Cádiz), dentro de un área de las marismas del Guadalquivir que se ha consolidado como una de las zonas más importantes para las aves de Europa no sólo por el número de especies que se dan cita en ella, sino por las concentraciones de las mismas, según explican en una nota de prensa.

La declaración de Reserva Ecológica de esta finca nace para consolidar el trabajo que la familia Manego viene realizando

Vista aérea de la nueva reserva ecológica. EFE/Esteros de Manego

en este espacio desde que convirtieron una marisma desecada en el humedal “más codiciado” para camarones, albures, cercetas pardillas y canasteras, haciendo compatible la relación entre aprovechamiento humano de un recurso natural con la conservación de su riqueza ambiental.

Albergue de especies silvestres amenazadas

La cría extensiva de camarones y pescado salvaje en estas marismas ha hecho que se convierta en albergue de cientos de ejemplares de especies silvestres amenazadas.

Así, es uno de los pocos lugares en los que cría el ave acuática más amenazada de Europa, la cerceta pardilla.

Este fue el único espacio elegido por la Junta de Andalucía para liberar ejemplares para su reintroducción en el medio natural, lo que ha permitido que esta especie críe en libertad desde hace años en esta marisma.

reserva ecológica esteros de manego cádiz

Despesque de una nasa. EFE/Juan Manuel Manego

Acuerdo para la gestión sostenible del estero

Desde enero de 2018, Juan Manuel Gómez Rodríguez y Juan Manuel Gómez Arellano, titular y promotor de la finca, respectivamente, colaboran estrechamente con la ONG Fondo para la Custodia y Recuperación de la Marisma Salinera (SALARTE) en la gestión integral del estero, mediante un acuerdo de custodia que fomenta la gestión sostenible del estero, el fomento de la biodiversidad, la investigación y el desarrollo, la educación ambiental y el uso público.

Para convertirlo Reserva Ecológica se ha elaborado un plan que propone optimizar el manejo de la lámina de agua para que las comunidades acuáticas, especialmente la de camarón, continúen atrayendo a las aves acuáticas mediante la restauración y acondicionamiento de las zonas de cría.

La familia Manego da así un paso en su apuesta por “enseñar al mundo que una marisma inundada y una naturaleza viva es la mejor vacuna para garantizar nuestra salud”, añade la nota. EFEverde




Secciones:            
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com