NATURALEZA ESPARTO

El esparto, una fibra natural para sustituir al plástico

El esparto, una fibra natural para sustituir al plástico El jienense Manuel Ortega Montoro trabaja el esparto tras aprender de su tío. EFE/Lourdes Uquillas

Por Lourdes Uquillas.- La utilización del plástico de forma masiva en la fabricación de artículos de todo uso desde mediados del siglo pasado, ha desplazado a las fibras naturales como el mimbre o el esparto, recurso natural éste último que intenta preservar el jienense Manuel Ortega Montoro.

Ortega Montoro ha explicado a Efeverde en Arbuniel (Jaén), que un tío artesano propuso a hijos, nietos y sobrinos introducirlos en el tejido del esparto para que no se perdiera el oficio, sin embargo, solo él ha seguido los pasos del anciano.

Herencia de su tío

MochilaEsparto

Fotografía cedida por Manuel Ortega Montoro de uno de los trabajos que realiza con esparto. EFE

Ortega Montoro decidió hacer caso a su tío Manuel Ortega Gueles, de 81 años, uno de los pocos artesanos que continúa tejiendo el esparto en esa provincia andaluza, y quien introdujo a su sobrino en esta actividad hace escasamente cuatro o cinco años para que “no desaparezca”.

El “nuevo artesano” cuenta actualmente 61 años y vive en la pequeña localidad pedánea de Arbuniel, perteneciente al municipio de Cambil, y enclavada en el macizo montañoso de Sierra Mágina.

“Antiguamente no había televisión, y no existía el plástico, como ahora”, asegura el artesano, por lo que la gente dedicaba sus horas libres a fabricar los enseres que necesitaban para la casa o para las actividades en la ganadería o en la agricultura.

Ortega Montoro “no quiere publicidad”, porque no busca sacar un beneficio económico de su actividad, pero explica con gran entusiasmo cómo se tejen los capazos, las cestas, las esteras, los ceberos o las mochilas, entre otros de los elementos, que tiene en su salón.

El esparto se “puede recoger a pocos metros” del lugar donde vive, por el camino que suele recorrer junto a su esposa, Isabel Castro, con quien comparte su amor por la naturaleza y el entorno de olivos que les rodea.

En sustitución del plástico 

CapazosyCestas

Fotografía cedida por Manuel Ortega Montoro de varios de los trabajos que realiza con esparto. EFE

“Isabel se queda con muchas de las cosas que hago”, remarca Ortega Montoro, y añade que así evitan “utilizar tanto plástico”.

El esparto necesita “poco tratamiento, tras recogerlo se pone a secar al sol durante siete u ocho  días para iniciar el tejido”. Es el esparto crudo.

Sin embargo, si se quiere “el machacado”, una fibra “más suave y dócil”, se puede dejar en remojo durante un mes, secarlo al sol durante unos días, y luego golpearlo  con una maza de madera de olivo, como la que Ortega Montoro conserva de sus abuelos.

Pero el tiempo de secado también depende si se quiere un esparto “más dorado o menos envejecido, todo depende del artículo que se quiera fabricar”.

El tejido empieza por la pleita y la clineja -fajas o tiras de esparto trenzado- de diferentes grosores que luego se irán cosiendo.

Además, del ramal o la jareta, para las asas o la tomiza, para coser.

El tejido de esparto “no es ciencia exacta”, asegura el artesano, y añade que muy a su pesar no pudo cursar estudios, sin embargo demuestra tener bastos conocimientos de la naturaleza, de aquellos que no recogen los libros.

EspartoMachacado

Fotografía cedida por Manuel Ortega Montoro de esparto para tejer los diferentes enseres que realiza. EFE

Ayuda al sector artesanal

Recuerda que en la casa de sus padres y de sus abuelos todo se elaboraba con esparto, “los capachos para la prensa del molino, las persianas para las ventanas, los zócalos de las paredes, los aparejos para los animales o las cestas para la merienda -en las que cabían el pan y, si había, un trozo de tocino-“.

Los días eran muy largos y los animales eran “nuestro servicio del tiempo, ellos nos decían cuándo iba a llover o no, si soplaría el viento o no, según se posicionaban”, recuerda Ortega Montoro.

Hace aproximadamente un año la Diputación Provincial de Jaén anunció la puesta en marcha de un programa para fomentar el sector de la artesanía, entre ellos, el del esparto, tal vez sea la forma de no perder tradiciones que antaño formaban parte del sustento familiar y una forma de reducir el consumo de plástico. EFEverde




Secciones:                

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies