UE FUTURO

16 españoles hablan sobre salud y ecologismo en el debate ciudadano de la UE

UE bandera Estrasburgo Imagen del Parlamento Europeo. EFE/EPA/PATRICK SEEGER.

Bruno Fortea.- Hasta 16 españoles elegidos al azar participan este fin de semana en el segundo debate sobre salud, medio ambiente y cambio climático de los paneles ciudadanos organizados por la Conferencia sobre el Futuro de Europa (CoFoE), que pretende ser un punto de encuentro para dar voz a la sociedad civil.

Nuevos intereses: salud y Unión Europea

A este encuentro asistirán unos 200 ciudadanos de distintos países de la Unión Europea (UE), entre ellos los 16 españoles, y celebrarán varias reuniones telemáticas entre viernes y domingo para poner sobre la mesa temas como, por ejemplo, el acceso a la sanidad pública o la transición hacia unos transportes verdes.

Según Jesús Teruel, un cocinero jienense de 57 años, participar en estos debates le está sirviendo para descubrir nuevos aspectos sobre el club comunitario: “En mi vida me había informado ni me había interesado tanto por las cosas de la UE, ahora miro lo que hacen, lo que dejan de hacer… Te sientes más cerca”, explica en declaraciones a Efe.

Teruel considera que Bruselas debería implicarse más para garantizar que “todo el mundo tenga acceso a una sanidad pública y gratuita” ya que, según él, hay “muchos países de Europa donde la salud aún se considera un negocio antes que un derecho”.

En este sentido, Sofía Gómez, una trabajadora social aragonesa de 23 años, pide que los problemas de salud mental también tengan una cobertura universal: “En Zaragoza, cuando pides cita para un psicólogo público te dan hora para dentro de tres meses. Es un tema que siempre se deja de lado, pero que está creciendo tras la pandemia”.

Además, Gómez tratará de convencer a sus compañeros de panel de que la UE brinde más protección a las personas trans y les financie sus tratamientos, del mismo modo que también aboga por fomentar productos sostenibles de higiene femenina como, por ejemplo, las copas menstruales o las compresas reutilizables.

Movilidad sostenible

Precisamente, en materia de sostenibilidad, Raquel Tapia, una funcionaria madrileña de 56 años, cree que lo más importante pasa por extender las restricciones a los vehículos contaminantes, siempre y cuando “haya ayudas para que la gente pueda cambiar sus coches actuales”.

“También habría que bajar los precios de los billetes de tren. Hay vuelos muy baratos para viajar dentro de Europa y el precio puede marcar la diferencia para que la gente elija un transporte contaminante u otro de más sostenible”, manifiesta.

En esta línea, el toledano Jorge Mario Matas pide a la UE que “acelere la transición hacia el transporte eléctrico y de hidrógeno”, aunque lamenta que, en su opinión, “no se implementará hasta que las empresas le vean una rentabilidad”.

“Por eso, hace falta más educación e inversión. Si logramos que las placas solares estén en todas las casas y que los coches y los aviones vayan con hidrógeno, daremos un paso adelante”, sostiene este extrabajador de banca prejubilado.

Iniciativas europeas

Para Matas, participar en este foro sobre el futuro de Europa le está permitiendo ver “el potencial” que, a su juicio, tiene la UE y confía en que los políticos escuchen las propuestas que salgan de esta iniciativa. “Solos no somos nadie, Europa es un gran invento que debemos mejorar, pero no destruirlo”, sentencia.

Las recomendaciones de los ciudadanos que conforman este panel sobre asuntos climáticos y de salud se aprobarán en enero durante el tercer y último debate del foro, que se celebrará de forma presencial en la ciudad polaca de Natolin, para luego presentar las conclusiones ante políticos comunitarios y nacionales. EFEverde.

 




Secciones:            
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com