CAMBIO CLIMÁTICO

La mayoría de los españoles ve el cambio climático como la principal amenaza actual

La mayoría de los españoles ve el cambio climático como la principal amenaza actual Las grandes amenazas según las perciben los países del mundo. Centro de Investigaciones Pew

Los ciudadanos de España son los que más importancia dan al cambio climático y lo evalúan como primordial riesgo que afronta el país, según los datos que ha recogido el Centro de Investigaciones PEW, publicados este mes de agosto.

España lidera la lista de países más intranquilos ante los retos climáticos que se avecinan, con un 89% de la población encuestada que dice considerar el calentamiento global uno de los mayores problemas actuales, un considerable aumento desde el 64% de españoles que contestó así en el 2013.

De los 38 países estudiados para la investigación, fueron 13 los que señalaron al cambio climático como el principal desafío para sus estados.

Aunque los españoles encabezan el ránking, la preocupación por el impacto de este fenómeno predomina en Latinoamérica y en África, y también resulta relevante para los europeos.

En este sentido, Chile ocupa el segundo lugar(con el 86% de los chilenos preocupados por la fuerza del cambio climático) y Grecia figura en tercer puesto (con el 79%), a la misma altura que Corea del Sur y Perú.

En Estados Unidos, el porcentaje de personas realmente intimidados por este problema desciende al 56%, y a la cola se sitúan los países “menos preocupados“: Polonia (42%), Jordán (40%), Israel (38%) y Rusia (35%), aunque, como región, es Oriente Medio la que menos percibe los riesgos ambientales asociados al calentamiento de la tierra.

En las encuestas, que tuvieron lugar entre febrero y mes de este año, el Centro de Investigaciones PEW propuso a los participantes que indicaran cómo de graves consideraban las ocho “grandes amenazas”.

Los entrevistados debían señalar cuáles de éstas, a su juicio, suponían un problema primordial para su país: los ataques del ISIS, el cambio climático, posibles ciberataques por parte de otros estados, la situación de la economía global, el elevado número de personas refugiadas que abandonan países como Siria o Iraq, el poder e influencia de los Estados Unidos, el de Rusia y el de China.

Sin embargo, los expertos del Centro de Investigaciones Pew aclaran que lo que se entiende por “gran amenaza” varía según las diferencias culturales y la diferente concepción del término interfiere en las respuestas.

“En el caso de España, por ejemplo, el 89% de los entrevistados enfatizaron la amenaza del cambio climático pero, a su vez, el 88% indicó que el Estado Islámico suponía un gran riesgo para el país, y buena parte de la población (un 72%) consideró que la situación de la economía global era, también, un problema importante “, asegura Jacob Poushter, investigador de la citada institución.

El cambio climático y el ISIS, consideradas las mayores amenazas

Los potenciales ataques a manos del Estado Islámico suponen la primera preocupación en 18 de los 38 países estudiados, y es el segundo asunto que más inquieta a España.

Sólo Francia y Líbano mostraron un mayor temor frente al avance de este grupo.

Aunque el cambio climático resulta más relevante que las demás amenazas en los casos de España y de Suecia, en el resto de países europeos es predominante la intranquilidad ante el conflicto que puede ocasionar el ISIS, a juzgar por las respuestas de Francia, Italia, Alemania, Reino Unido, Holanda y Polonia.

Estados Unidos y Rusia también coinciden con el miedo al terrorismo que invade a Europa, con un 74% de los estadounidenses y un 58% de los rusos inseguros por el riesgo de sufrir ataques terroristas.

Sin embargo, a los húngaros les inquieta todavía más la masiva llegada de personas refugiadas, y el 88% de los griegos, por su parte, contestó que percibe la situación la economía global como el mayor de sus problemas.

Por otra parte, Poushter reitera que, aunque resulta llamativo comprobar qué problemas importan más en las regiones ricas y qué asuntos preocupan a los países en vías de desarrollo, “las diferencias culturales influyen en la forma en que cada país contesta a las preguntas” y que, por ello, no les gusta sacar conclusiones de la comparación de los resultados de cada país.

“Nosotros adaptamos el lenguaje y el enunciado de cada pregunta al país, lo traducimos a la lengua nativa e intentamos que se entienda exactamente lo que queremos preguntar, pero siempre van a haber diferencias culturales que interfieran en las respuestas”, matiza el investigador.

La preocupación por el medio ambiente, ¿una cuestión ideológica?

El informe también concluyó que, en buena parte de los países estudiados, como Estados Unidos, la preocupación por el cambio climático es mucho mayor en los que se definen con ideología de izquierdas (86%) respecto a los que se inclinan hacia la derecha (31%).

Sin embargo, en el caso de España, el porcentaje de personas que contestaron que ven el cambio climático como el principal problema para el país no varía apenas (-3) entre los que se dicen de izquierdas (90%) y los de derechas (87%).

Esta menor desviación en el caso de España podría explicarse, a juicio de Poushter, porque no existe una real diferencia entre cómo se plantea el cambio climático desde los partidos progresistas respecto de cómo lo hacen los conservadores.

“No es tan sorprendente que en España todos están preocupados por el cambio climático, porque hay más consenso político en ese sentido”, opina el investigador.

“En Estados Unidos la diferencia es mayor”, prosigue Poushter, “porque hay una gran división política en cuanto a políticas para combatir el cambio climático, e incluso existen voces negacionistas”, concluye. Efeverde




Secciones:            
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies