LEY BIODIVERSIDAD

Por primera vez se regulará la importación de las especies foráneas potencialmente dañinas

  • España es el país más rico en biodiversidad de la Unión Europea, con más de 9.000 especies de plantas y unas 60.000 de fauna, y cuenta con una superficie de espacios protegidos de 13,7 millones de hectáreas en tierra y ocho millones en mar (Parques Nacionales y Naturales, Reservas, Áreas Marinas …).

Por primera vez se regulará la importación de las especies foráneas potencialmente dañinas El río Cares, ubicado en el Parque Nacional de los Picos de Europa. EFE/J.Casares.

España regulará por primera vez la entrada de especies foráneas que dañen la biodiversidad del país, según la reforma de la ley del patrimonio natural hoy aprobada, que prevé que el catastro y el registro de la propiedad informen de las figuras de protección ambiental que afectan a los espacios protegidos.

En rueda de prensa tras el Consejo de Ministros, la titular de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, ha defendido que la norma mejora la protección de la biodiversidad española y dará más transparencia y seguridad jurídica a todo lo relacionado con el régimen de propiedad de los espacios protegidos.

España, el más rico en biodiversidad

España es el país más rico en biodiversidad de la Unión Europea, con más de 9.000 especies de plantas y unas 60.000 de fauna, y cuenta con una superficie de espacios protegidos de 13,7 millones de hectáreas en tierra y ocho millones en mar (Parques Nacionales y Naturales, Reservas, Áreas Marinas …).

Entre las novedades, la reforma de la ley del patrimonio natural y de la biodiversidad prevé que el catastro y el registro de la propiedad informen sobre las distintas protecciones ambientales de los espacios protegidos, algo que hasta hoy no hacían, ha explicado la ministra.

La intención es que sea un trámite gratuito, aunque ello lo determinará el posterior desarrollo reglamentario de la ley, han explicado fuentes del Ministerio de Medio Ambiente.

Junto a la tradicional nota simple se entregará información acerca de si en un determinado espacio protegido hay declarada una figura de protección como un Lugar de Interés Comunitario (LIC), una Zona de Especial Protección de las Aves (ZEPA) etcétera.

Hasta la fecha se podía acudir a la autoridad ambiental competente, pero suponía un trámite laborioso y muy burocrático.

Una mejor custodia de los espacios protegidos 

De esta forma, según la ministra, se garantizará una mejor custodia de estos espacios “ya que se protege mejor lo que se conoce”.

Por otro lado, el proyecto establece un análisis previo a la importación de especies foráneas que sean susceptibles de causar daños a la biodiversidad autóctona y, en su caso, se prohibirá su entrada.

La primera importación requerirá de un permiso administrativo y el análisis correrá a cargo del importador, ha añadido García Tejerina.

Se velará asimismo porque la reintroducción de especies desaparecidas en el pasado -por ejemplo, la foca monje- se haga con garantías y sean compatibles con las actividades humanas.

Otra de las novedades es la inclusión de medidas de prevención, mitigación y adaptación al cambio climático, ligándolo a la biodiversidad.

Prioridad en el acceso a las subvenciones 

La reforma, ha recalcado la ministra, apoyará las actividades coherentes con la conservación de los espacios de la Red Natura 2000, que ayuden al bienestar de las poblaciones locales y a la creación de empleo.

En el acceso a subvenciones, se dará prioridad a actividades dirigidas a la conservación o restauración de estos espacios y se analizará “la posible implantación de bonificación de tasas, de gastos de inscripción registral o cuotas patronales de la Seguridad Social agraria”.

Con ello se pretende beneficiar a las poblaciones que habitan en estos espacios, ha dicho García Tejerina, que ha recordado que la Red Natura ocupa el 27 % del territorio con lo que “hay muchas poblaciones afectadas por ella”.

De ese porcentaje, 13,7 millones de hectáreas son terrestres y 8 millones marinas.

Por otro lado, la norma incorpora disposiciones que regulan el acceso a los recursos genéticos de especies silvestres y la participación justa y equitativa en los beneficios que se deriven de su uso, en virtud del Protocolo de Nagoya (Convenio de Diversidad Biológica, ratificado por España en 2014).

Por último, recoge las actualizaciones derivadas de la Estrategia de la UE sobre biodiversidad hasta 2020, así como la previsión de la aprobación de una Estrategia estatal sobre infraestructura verde y de la conectividad y restauración ecológicas.

El objetivo es incrementar las posibilidades de movimiento de las especies entre los espacios protegidos.

Para el diseño de esta reforma, el Ministerio ha trabajado en coordinación con las CCAA y con la sociedad civil. EFE

 




Secciones:        

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies