UE MEDIOAMBIENTE

España avala tramitar la Ley del Clima europea con objetivos más ambiciosos

Un cuervo encapuchado se asienta sobre una azotea en Berlín. EFE/ Filip Singer

España ha avalado la tramitación de la Ley del Clima europea que permita cerrar en diciembre un objetivo de reducción de emisiones, con miras a 2030, de, al menos, un 55 %, y ha presentado junto a Suecia, Dinamarca, Finlandia, Luxemburgo y Austria una declaración para elevar la ambición climática.

Así se ha decidido en el Consejo de Ministros de Medio Ambiente celebrado en Luxemburgo y al que han asistido el secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán, y la directora general de la Oficina Española de Cambio Climático, Valvanera Ulargui, según un comunicado del Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico (Miteco).

La decisión de hoy es un paso previo a la reunión del Consejo Europeo en diciembre próximo, en el que se fijarán los objetivos de reducción de, al menos, el 55 % para 2030.

El texto sobre la Ley del Clima aprobado por los representantes europeos es necesario para caminar a la neutralidad climática en 2050, con un paso previo en 2040.

Asimismo, establece una “arquitectura solvente y segura” para reforzar los esfuerzos europeos en la lucha contra el cambio climático y supone una oportunidad para salir de la situación de emergencia sanitaria causada por el coronavirus de manera reforzada y elevar la credibilidad de la Unión.

Neutralidad climática para 2050

Las decisiones de este Consejo permitirán “tener claridad y certeza” en la ruta a la neutralidad climática para 2050, porque permitirá revisar el progreso y actualizar las políticas a lo largo del tiempo, según un comunicado del Miteco.

Sin embargo, España propugnaba mayor ambición climática, por lo que junto a Suecia, Dinamarca, Finlandia, Luxemburgo y Austria ha apoyado una declaración para reforzar el texto de la Presidencia y asegurar que todos los Estados miembros contribuyan a nivel nacional al objetivo fijado para 2050.

España cuenta ya con el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC), que recoge una reducción del 23 % emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) para 2030 con respecto a 1990, de un 42 % de renovables sobre el uso final de la energía, una mejora del 39,5% de la mejora de la eficiencia energética y un 74% de energía renovable en la generación eléctrica.

Contribución Nacional Determinada

El objetivo para 2030 forma parte de la nueva Contribución Nacional Determinada (NDC, por sus siglas en inglés) europea más ambiciosa y se debe comunicar a Naciones Unidas, tal como establece el Acuerdo de París.

La nueva NDC europea servirá de hoja de ruta para poner en marcha una recuperación en Europa verde, azul y solidaria y es una oportunidad que va a permitir, con un uso adecuado de los recursos, adelantar objetivos y plazo y adelantar así la acción climática para evitar mayores costes y sin dejar a nadie atrás, según el Miteco.

La Ley del Clima también pone en marcha un mecanismo de seguimiento y evaluación del progreso por parte de la Comisión que deberá evaluar, tanto a nivel europeo como nacional, cada cinco años, el avance hacia el objetivo de neutralidad climática y de adaptación y la coherencia de las políticas europeas y de los Estados miembros con dichos objetivos.

Estrategia sobre la Biodiversidad

En la reunión también se ha acordado las conclusiones sobre la nueva Estrategia sobre la biodiversidad, que recoge un objetivo de protección y gestión eficaz del 30 % de las superficies terrestres y marinas de la UE y la protección estricta de al menos un tercio de estas áreas para evitar la pérdida de biodiversidad.

España, según el Miteco, apoya estos objetivos y la necesidad de una mayor ambición en la restauración de la naturaleza, más allá de las áreas protegidas y de acuerdo con la propuesta del nuevo Plan de Restauración de la Naturaleza de la UE.

Otras acciones

Asimismo, respalda la urgencia de reforzar la acción contra las especies exóticas invasoras y la conservación de polinizadores.

En este ámbito, España comparte el compromiso de la UE de liderar el proceso para acordar un nuevo marco global de biodiversidad transformador y ambicioso, en la 15 Conferencia de las Partes del Convenio sobre la Diversidad Biológica prevista para 2021, tras ser retrasada este año por la pandemia. EFEverde

 




Secciones: