España confía en que COP25 abra nuevo ciclo: de negociación a la acción

CUMBRE CLIMA

España confía en que la COP25 Madrid abra un nuevo ciclo: de la negociación a la acción

España confía en que la COP25 Madrid abra un nuevo ciclo: de la negociación a la acción T.Ribera y varios ministros y directivos de EFE en el Foro Líderes. EFE/Juan Carlos Hidalgo

España espera que la próxima cumbre del clima (COP25) de Madrid abra "un nuevo ciclo" y que la negociación climática internacional dé ya paso a una nueva fase "de acción" y de mayor ambición para combatir la emergencia climática, porque lo que hay sobre la mesa "es claramente insuficiente".

Así lo ha expresado hoy en el Foro Líderes de la Agencia EFE la ministra en funciones para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, quien ha analizado el papel de España y de la UE en la lucha contra el cambio climático y los preparativos de la próxima cumbre del Clima, que se celebrará en Madrid entre los días 2 y 13 de diciembre.

Nueva era

Ribera se ha mostrado convencida de que esta cumbre abre “una nueva era” y de que debe servir para ampliar la base de participación más allá de los gobiernos nacionales e implicar, en el cumplimiento del Acuerdo de París, a todos los agentes económicos y sociales.

“La COP25 debe ser la punta de lanza para que la acción climática se haga transversal y permee en todas las administraciones y en los sectores económicos y sociales”, ha manifestado.

La intervención de Ribera en el Foro Líderes de EFE ha reunido en la sede central de la Agencia a seis ministros más (los titulares de Interior, Fomento, Educación, Cultura, Sanidad y Ciencia), y a representantes de grandes empresas, organizaciones ecologistas, medios de comunicación, sindicatos y organismos públicos.

Ha abierto el acto el presidente de la Agencia EFE, Fernando Garea, quien ha expresado el deseo de este medio de “abrir un hueco en el ruido partidario” para dar cabida a los grandes temas que preocupan a la sociedad, y ha citado la emergencia climática entre éstos.

La titular para la Transición Ecológica ha sido presentada por la ministra de Educación y portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, quien ha subrayado el compromiso del Ejecutivo frente al cambio climático y su apuesta decidida por implementar las medidas necesarias para conseguir la completa descarbonización de la economía española en el año 2050.

Celaá ha elogiado la trayectoria de Teresa Ribera en el escenario nacional e internacional, y ha aplaudido el compromiso y liderazgo que demostró al asumir la organización de la próxima cumbre del clima, apenas 48 horas después de conocerse la renuncia de Chile a causa de la grave crisis interna que vive este país.

Preocupación por el cambio climático

Para la ministra para la Transición Ecológica, la amplia representación del Gobierno en este evento escenifica su preocupación por el cambio climático, que el Ejecutivo percibe no solo como un problema medioambiental, sino también de salud pública, de seguridad, de movilidad y transporte, energía, empleo, y para combatirlo, ha dicho, es indispensable el papel de la educación y de la ciencia.

Teresa Ribera ha querido desterrar durante su intervención la idea de que “ya no estamos a tiempo” y ha destacado la importancia de que todos, los gobiernos pero también los agentes económicos y sociales, se impliquen de una forma decidida para limitar a 1,5 grados el aumento de la temperatura media del planeta.

“El nivel de sufrimiento, de riesgo y de impacto del cambio climático es muy diferente si la temperatura subiera 1,5, 2, 3 o 4 grados”, ha aseverado Ribera, quien ha apuntado que la ciencia ha sido y va a ser la fuente referente para que todas las propuestas sean acertadas y eficaces.

Ribera ha agradecido a Naciones Unidas la confianza que depositó en España para acoger este evento, y también la disposición y profesionalidad de todos los sectores implicados en España para tratar de que la Cumbre sea un éxito.

“Ni la ONU ni la comunidad internacional dejamos caer la agenda climática en un momento clave para la implementación del Acuerdo de París”, ha aseverado Teresa Ribera, quien ha fijado durante su intervención los pasos que deberá dar España en las próximas décadas para lograr una reducción de los gases de efecto invernadero y conseguir la “neutralidad climática” en el año 2050.

Ambición para reducir las emisiones 

En este sentido, ha señalado que el marco español ya está alineado con el previsible incremento de la ambición a nivel europeo de reducir las emisiones en 2030, y para ello España presentará su estrategia a largo plazo para una economía moderna y competitiva.

Para lograrlo, la ministra ha explicado que España, junto con la UE, apuesta por alcanzar la “neutralidad climática” en el año 2050 y para conseguirlo está dispuesta a elevar el objetivo europeo fijado para 2030 y pasar de una reducción de las emisiones de carbono del 40 % al 50, e incluso al 55%, si otros países elevan también sus compromisos.

Ribera ha citado las tres piezas clave para España: la Ley de Cambio Climático, el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima 2021-2030 y la Estrategia de Transición Justa, y ha señalado que estos pilares “garantizan un marco previsible que dé certeza a todos los agentes, especialmente al sector privado y a los inversores”.

“La acción climática necesita un texto legal a la altura del desafío”, ha aseverado Ribera, quien ha recordado que el Congreso ha pedido al Gobierno que declare la “emergencia climática” y active “con la máxima urgencia” políticas transversales en todas las acciones para alcanzar la neutralidad climática en 2050.

Teresa Ribera ha defendido una transición ecológica y económica que sea “socialmente justa, resiliente, sostenible” y genere empleo, y ha destacado que el primer paso para lograr ese desafío es recuperar la confianza de los ciudadanos, especialmente de los más jóvenes, en la posibilidad de alcanzar un futuro mejor. EFEverde

Te puede interesar:

Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com