Erase un ostrácodo a un cangrejo pegado

Erase un ostrácodo a un cangrejo pegado

Investigadores de la Universitat de València han descrito el ciclo de vida de un ostrácodo exótico -un crustáceo de medidas microscópicas que vive sobre el cangrejo americano- por primera vez fuera de su área de distribución, delimitada al norte de México y sur de los Estados Unidos.

Según un comunicado de la institución académica, el ostrácodo Ankylocythere sinuosa fue descubierto el pasado año en distintos puntos de la Península Ibérica, registros que representaron la primera cita de esta especie en Europa.

Ahora, investigadores del Departamento de Microbiología y Economía de la UV han hecho un estudio de la población al Parque Natural de la Marjal de Pego-Oliva durante un año y las conclusiones son portada de Hydrobiologia, revista de referencia en biología de los ecosistemas acuáticos.

Uno de los resultados más relevantes del trabajo ha sido comprobar que el proceso de muda de los cangrejos, en el cual se desprenden de la parte más externa del cuerpo, “supone la pérdida de muchos de estos ostrácodos”, destaca el investigador principal del trabajo Andreu Castillo Escrivà.

Además, los expertos han detectado que los factores que afectan la ecología de esta especie “son ambientales, como la temperatura, y también factores relacionados con los cangrejos, como el proceso de muda y su tamaño”.

La ecología de los epibiontes comensales, organismos que viven sobre la superficie de otros organismos vivos, de los cuales dependen estrechamente pero a quienes no reportan aparentemente beneficio ni perjuicio, es un campo poco estudiado por los biólogos, aunque estos organismos son más comunes de lo que se imagina.

En opinión del director del director del Departamento de Microbiología y Ecología, Francesc Mezquita, este estudio resulta interesante porque representa una de las escasas aproximaciones para entender el funcionamiento de las poblaciones de epibiontes comensales en general.

Además, el impacto ecológico del cangrejo invasor es conocido, pero se desconocía el ciclo de vida de este ostrácodo fuera del continente americano.

Este trabajo ha podido confirmar que a pesar de las novedades del ambiente que hayan podido encontrar al llegar en Europa, “los comensales pueden crecer, reproducirse y fundar nuevas poblaciones sin problemas en el área europea invadida, gracias a la relación con su huésped, el cangrejo rojo americano, del cual tiene una elevada tolerancia a la contaminación y otros factores ambientales”, añade.

El laboratorio de la Universitat de València trabaja desde hace más de una década en ecología de los ostrácodos, unos crustáceos pequeños que se pueden encontrar a casi todos los medios acuáticos y de los que se conocen más de 2.000 especies en las aguas continentales.

Los restos de estos organismos en los sedimentos de lagos y mares se han usado tradicionalmente para estudiar los cambios ambientales ocurridos desde hace milenios, e incluso, millones de años.

Así, el equipo de ecología de ostrácodos ha participado en investigaciones diversas para desvelar la historia pasada del lago de la Albufera u otras lagunas de la Península Ibérica, pero también en la utilización de estos organismos como indicadores de la calidad del agua. EFE

ct




Secciones:        
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies