Equo denuncia que se desoyeron las peticiones de evaluación riesgo sísmico

Equo denuncia que se desoyeron las peticiones de evaluación riesgo sísmico

El partido Equo ha denunciado hoy que, en proceso de autorización de depósito submarino de gas Castor, se desoyeron múltiples peticiones de evaluación de los riesgos sísmicos, entre las que detalla la del Observatorio del Ebro, que advertió en 2006 de que se debería estudiar.

El Observatorio del Ebro advirtió entonces que se debería haber estudiado la frecuencia y magnitud de la actividad sísmica en la zona, incluyendo pruebas que asegurasen que las presiones debidas a la inyección de gas no causasen fracturas en las rocas.

Así figura en un documento realizado por Equo en el que se detalla que “a pesar de haberse remitido estas contestaciones a la promotora -de la instalación- el 18 de enero de 2006, finalmente no consta referencia alguna a los riesgos sísmicos”.

Recuerdan que en la declaración de impacto ambiental del proyecto aparece recogido el resumen del proceso de evaluación previo a dicha declaración en el que se puede ver tanto en la fase de consultas previas como en la posterior de información pública “referencias a la posibilidad de riesgo sísmico”.

“Continuar con la inyección de gas sería jugar a la ruleta rusa”, ha declarado a EFEverde el portavoz federal de Equo, Juan López de Uralde, quien ha subrayado que el Gobierno ha obviado la responsabilidad de atender a “las peticiones de organizaciones y ciudadanía que alertaron y pidieron una revisión de riesgos”.

Además en el trámite de información pública del estudio de impacto ambiental del proyecto los ciudadanos de las zonas colindantes al área de la instalación actuación alegaron inseguridad por peligros de explosiones y terremotos, según Equo.

En cuanto al proyecto “Conexión con el almacenamiento subterráneo Castor, Tarragona-Castellón” para conectar las instalaciones de almacenamiento Castor con el sistema gasista, no fue sometido a evaluación de impacto ambiental por decisión de la Dirección General de Calidad y Evaluación Ambiental, a pesar de ser preceptivo al tratarse de una instalación industrial, según explica Equo.

“Esto obviamente es muy subjetivo” en opinión de dicha formación que reitera los impactos en suelo, agua, atmósfera, vegetación, fauna, paisaje y medio, socio económico a la vez que remite a dicha resolución publicada en el Boletín Oficial del Estado (BOE) de 23 de noviembre de 2009.

Uralde ha destacado la importancia de esta cuestión, al afirmar que el ministerio permitió “la construcción del dispositivo de tuberías sin estudiar el impacto ambiental, lo que refleja hasta qué punto se ha actuado de manera permisiva”.

El portavoz federal de Equo ha instado al gobierno al “cierre definitivo de la instalación” y ha apuntado que “no hay control sobre lo que está ocurriendo”, más aún cuando esta actividad sísmica se está produciendo en las cercanías de la central nuclear de Vandellòs, a 65 kilómetros del epicentro.

El proyecto Castor, con una inversión de 1.200 millones de euros, trata de aprovechar un antiguo pozo petrolífero a 1.750 metros de profundidad bajo el nivel del mar para suministrar hasta un tercio de la demanda de gas del sistema durante 50 días.

Desde el pasado 13 de septiembre la zona se ha visto afectada por unos trescientos seísmos, la mayoría de baja intensidad.




Secciones:        
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies